Tribuna abierta

Elecciones catalanas y próximas elecciones generales

11.10.2015 | 02:00

D el resultado electoral de las elecciones catalanas se pueden sacar varias conclusiones básicas:
Primero, que la coalición antinatura Convergencia de Artur Mas, actual presidente nefasto, y creo sin temor a error, el más nefasto y antipatriota de la Historia de la catalanidad y de España con el partido antagónico de la Ezquerra Republicana, y posiblemente la CUP, que es un partido de extrema izquierda y antisistema, y que de siempre, consecuente con su idea secesionista viene pidiendo la independencia y constitución del "nuevo Estado catalán" que jamás ha existido a lo largo de toda la historia de Cataluña como parte integrante de España, pues a pesar de ello sólo ha obtenido tal coalición denominada "Junts Pel Sí", 62 Diputados, es decir bajando considerablemente de las anteriores consultas con referencia a 2012 en que obtuvo 74.

Segundo: La subida espectacular de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, que con su buen hacer y seny o sentido común, obtuvo 25 escaños, el 18%, blandiendo la unión catalana, quizás ampliando su autonomía pero dentro
de la unidad indisoluble de España.

Tercero: Que el Partido Socialista ambiguo representado por el Diputado Miquel Iceta (el "bailón") bajó considerablemente desde su enorme ambigüedad, desde que el actual Presidente del Partido Socialista Pedro Sánchez, esté jugando con fuego y no tiene ni un criterio fijo, ni un sentido de Estado, ni un programa de Gobierno y máxime ahora después de los nefastos antecedentes de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, en que insólitamente se desnaturalizó como Partido Socialista (cayéndosele la "E" de español), dándole el poder gratuitamente o a cambio de no se sabe qué prebendas inconfesables al partido anarquista de extrema izquierda del joven Pablo Iglesias, el de la "coleta", partido que tampoco se define y lo que trata a toda costa es de unirse al vencedor, por supuesto de extrema izquierda, con lo que llaman consultas o convenciones ciudadanas, careciendo de líderes destacados en toda España, en sus autonomías y ciudades.

Pues bien, este partido lo que ha hecho es perder rotundamente porque Cataluña "Sí que es Pot" asimiló el voto de la izquierda catalana, antisistema y proindependentista que tenía 13 Diputados bajando ahora a 11, gracias al "aporte" del representante Iglesias, el "Nuevo".
Cuarto: El Partido Popular, pese a que llevó una magnífica campaña, su líder Xavier García Albiol, que pedía con gran sentido común que cualquier catalán, de la ideología que fuera siempre que no fuese independentista, acudiera a votar masivamente, lo cual si se logró con una participación de más del 77%, pero perjudicando a dicho partido que de 19 escaños quedó reducido a 11, por su trayectoria anterior "inmovilista" y de gran presión fiscal y de duros recortes.

Quinto: Por último, señalar que el Partido de ultraizquierda y antisistema, la CUP, que no sólo propugna la separación de España sino de Europa, del Euro, de los Tribunales Nacionales e Internacionales, de la ONU, de la OTAN, etc. quedándose con un simple "monstruito" en el vacio estelar (debiera trasladarse a los países del tercer mundo para que supiera lo que es bueno), obtuvo no obstante 10 Diputados, pero se niega rotundamente a dar el voto de investidura al Sr. Mas o cualquier otro que le presente puesto que Mas (más bien "Menos") ha quedado totalmente maltrecho en la legislatura durante tres mandatos, pero sobre todo en los dos últimos años, con toda su política orientada (con dinero del Estado Central por cierto) a lavar el cerebro a todos los catalanes o intentarlo al menos, para que todos voten independencia mayoritariamente, fracasando rotundamente y en vez de gobernar para todos como es el deber de todos los gobernantes, sólo lo ha hecho para sus partidarios.

Tan graves son los hechos y actividades cometidas durante su mandato que ya el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha admitido a trámite una querella en su contra por los graves delitos de alta traición, desvío de capitales, corrupción política (no hay que olvidar que fue "Conseller in Cap" en la Generalidad de Cataluña y además Consejero de Economía y Hacienda en varios mandatos de su jefe, también querellado y procesado, Jordi Pujol, su esposa y todos sus hijos, que pronto se sentarán en el banquillo de los acusados por varios delitos, blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, fraude, etc.

Por ello se ha dicho y con razón, que el partido de Artur Mas es el Partido de más de 3% y el 4% en adjudicación de obras millonarias, refiriéndose a la denuncia de su Presidente Pascual Maragall, en su día, y que ha sido causa de separación de independentistas y unionistas.

Lo menos que cabe esperar es no solamente el procesamiento del actual Presidente, de la Vicepresidenta Joana Ortega y de la Consejera Meritxell Borrás, sino incluso la privación de libertad y el cese inmediato del ejercicio de la política conforme ha acordado el Congreso de los Diputados y el Tribunal Constitucional, pues se atreven con osadía y provocación a propugnar que sólo aceptan las leyes que salgan del Parlamento de Cataluña, no las que pueden afectarles del Congreso de los Diputados, donde reside la soberanía del pueblo español.
Y ¿qué decir de las generales próximas para el 20 de diciembre? Pues que según algunas encuestas que he visto, el Partido Popular las ganaría también pero no por mayoría absoluta sino relativa, por lo cual debería estar apoyado por un partido afín desde dentro o desde fuera del Gobierno que sería "Ciudadanos" que coincide con el Partido Popular aunque desprestigiado éste por los casos de corrupción aún pendientes y condenados expresamente por el Gobierno y sus líderes máximos y la promulgación de nuevas leyes anticorrupción.
Sólo así se conseguirá un Gobierno estable que además es lo que demanda toda la Unión Europea, especialmente los países líderes como Alemania, Francia, Reino Unido, e incluso los Estados Unidos de América, una España fuerte y unida dentro de la Unión Europea. Si no fuere así y se coaligaran todos los partidos comunistas, como en las recientes autonómicas y municipales, de izquierda, extrema izquierda y antisistema, sería el delenda est Hispania, constituiría el desastre y el caos económico y social de nuestro país, que no hay que olvidar que es la cuarta potencia económica europea y de una tradición milenaria cultural, social y política de enorme prestigio y trascendencia.

Y el alto standing y nivel de vida conseguido a través del esfuerzo de todos los españoles y de una dirección firme y eficaz del Partido del Gobierno siguiendo las instrucciones de la Unión Europea en la que estamos integrada, pues es un hecho ineluctable que ha habido una pérdida de soberanía y acción a favor de aquella, que dicta las Directivas que deben ser aceptadas por los Parlamentos Nacionales y Gobiernos integrados.

No perdamos la esperanza que es lo último que se pierde o tendremos dictadura comunista, quizás para mucho tiempo, hasta que acaben con la riqueza nacional este conglomerado de Partidos nacionalistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine