Tribuna abierta

Piel y cáncer de mama

08.10.2015 | 02:00

A mate, asociación tinerfeña del cáncer de mama, ha desarrollado el pasado fin de semana en el Iberostar Gran Hotel Mencey de nuestra capital, unas jornadas que forman parte de su programa de divulgación e información para pacientes afectados de cáncer de mama o personal sanitario interesado en el tema. Con el título Tras el cáncer de mama, Amate ha ofrecido un programa denso y muy interesante donde se han tocado temas diferentes y novedosos: los últimos avances en el diagnóstico del cáncer de mama, los últimos ensayos clínicos de tratamiento, la medicina personalizada, la medicina integrativa, la alimentación y el cáncer, aportaciones de la homeopatía, el beneficio del mindfulness, opciones legales después del cáncer y un largo ecétera. Con todo ello, se ha pretendido no sólo informar sino también dar apoyo y esperanza a todos los afectados y a sus familiares.

Han sido tres días intensos en los que he tenido el placer de poder participar y dar mi pequeña aportación a las jornadas con una charla sobre Dermatología y el cáncer de mama. Muchas son las posibles alteraciones de la piel, las mucosas, el pelo y/o las uñas que los enfermos de cáncer en general y en particular los de mama, pueden presentar debido a la propia enfermedad o a los tratamientos del tumor. Por otro lado, la tendencia actual de la medicina no es sólo lograr curar el cáncer sino además posibilitar que los enfermos mantengan una calidad de vida durante el proceso mejor y también obtener una mayor implicación del enfermo en su tratamiento y en la gestión de su enfermedad. A este respecto, la dermatología tiene mucho que aportar. Se ha demostrado que el apoyo dermatológico de estos pacientes ayuda a reducir el número y la intensidad de muchos de los efectos secundarios que suelen aparecer debidos a la enfermedad y/o a los tratamientos, de esta manera se mejoran las posibilidades de que el paciente logre cumplir con los ciclos de terapias necesarios y así se aumentan las probabilidades de curación del cáncer. Además, una rutina de autocuidados dermatológicos durante la enfermedad y algunos trucos de maquillaje permiten que estas pacientes camuflen las alteraciones dermatológicas que suelen aparecer. Se ha visto que de este modo muchas enfermas mejoran su ánimo y su autoestima, permitiendo que puedan hacer una vida diaria lo más parecida a la que llevaban antes del diagnóstico.

Yo me llevo mucho de la tarde que he compartido con Amate y con los asistentes de las Jornadas. Mi agradecimiento y mi apoyo a todos ellos. Recordar siempre que no sólo es cuestión de curarte sino también de cuidarte. Buena semana a todos.
info@derma-vd.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine