Tribuna abierta

La hora de las islas periféricas

21.09.2015 | 02:20

En estos días se ha abierto un debate que sin duda consideramos positivo. Durante la semana que ahora acaba se ha llegado a compromiso inicial entre Canarias y el Estado para que el nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF) contemple especificidades de las islas periféricas. En los últimos tiempos se ha planteado la necesidad de recoger como un hecho diferenciado la situación de las islas no capitalinas. O lo que es lo mismo, avanzar del concepto de ultraperificidad al de doble insularidad.

Lo que se pretende es que se impulse un sistema propio de compensación a unos territorios como La Palma, La Gomera, El Hierro, Lanzarote o Fuerteventura que sufren con especial incidencia los efectos derivados de la insularidad. No es muy habitual que se atienda a las islas no capitalinas de forma singular. Entre las escasas excepciones está la triple paridad que en su momento se introdujo como sistema electoral. Pero la realidad es que en la actualidad sigue siendo cuestionada desde una posición que olvida la necesidad de escuchar y que se tenga en cuenta la voz de todos los territorios, por muy pequeños que sean.

Afortunadamente hoy existe una mayor concienciación, al menos, en cuestiones económicas y se plantean acciones concretas para compensar la doble insularidad. En el caso del REF económico se ha anunciado la introducción de una prima adicional y priorizar el acceso a ayudas dirigidas al turismo e industria. No podemos estar más de acuerdo. De ser así islas como La Gomera tendrán la posibilidad de subirse con todas las de la ley al tren del turismo y no limitarnos a tan sólo poder ofrecer a los turistas que se alojan en Tenerife la habitual excursión de un día.

Esperamos que este impulso que se quiere dar desde el REF permita que las islas periféricas desarrollen una oferta competitiva propia y un modelo diferenciado. En el caso de La Gomera creo indiscutible que contamos con valores naturales y unas perspectivas de crecimiento que se podrían materializar en caso de que efectivamente se cuente con esta línea de ayudas.

Resulta básico que nuestro fuero recoja hechos indudables como el carácter ultraperiférico de las islas ya reconocido por la UE desde el año 1996. Desde entonces el Tratado europeo incluye a una serie de territorios singulares que precisan de una atención particular. Entre ellos Canarias. Bajo este paraguas son múltiples las acciones emprendidas para compensar las consecuencias derivadas de la insularidad y lejanía.

La necesidad de dar un paso más y tener en cuenta las desventajas que padecen las islas no capitalinas planteada durante estos días encaja a la perfección con las posiciones que siempre hemos defendido desde el Cabildo de La Gomera y el Parlamento canario. El escenario actual parece especialmente adecuado para abrir este debate. La Cámara regional cuenta en esta legislatura con un partido político como la Agrupación Socialista Gomera (ASG) que tiene como seña de identidad la defensa de nuestra Isla. Nos hemos convertido en la voz de La Gomera, sin ataduras ni condicionantes.

Es realmente satisfactorio que se abran las negociaciones sobre cuestiones con tanta repercusión para las islas no capitalinas. Es necesario llegar hasta las últimas consecuencias y que la misma defensa y exigencia que se plantea para que el Gobierno de España reconozca las particularidades de Canarias en su conjunto, también se logre con las islas periféricas. De esta manera se favorecería la igualdad y el desarrollo equilibrado que nuestra región necesita. Lo contrario sería limitarnos a un debate estéril y mediático, cuando no interesado.

Casimiro Curbelo es presidente del Cabildo de La Gomera

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine