Tribuna abierta

Lo que es importante y lo que no

13.09.2015 | 02:04

Algunos se empeñan en seguir hablando de pactos políticos cuatro meses después de las elecciones. Yo en cambio he optado por dedicarme de lleno a gestionar y trabajar en los asuntos que realmente preocupan a la mayoría de la población. Considero que no podemos seguir perdiendo el tiempo en discusiones estériles sobre "quién" tiene que llevar "qué". A mí me importa más el "qué", el objetivo último para el que nos han elegido. Hacer que las cosas sucedan, independientemente de quién es el culpable, sin distracciones.


Cuando se tienen los resultados de las elecciones se abre un proceso de conversaciones para formar mayorías políticas y gobernar. En un momento dado este proceso se debe cerrar y se acabó. Toca ahora trabajar, hay mucho por hacer, muy poco tiempo y muy pocos recursos para hacerlo. No digo que no puedan producirse diferencias y discusiones. De hecho las hemos tenido dentro del equipo de gobierno en el pasado. Pero todas ellas están relacionadas con asuntos vinculados a la acción de gobierno, a la gestión de los asuntos de los tinerfeños. Es ahí donde toca y se debe debatir y donde por supuesto se puede discrepar porque nadie está en posesión de la verdad absoluta.

Nosotros en el Cabildo vamos ya a velocidad de crucero. Haciendo las cosas en las que creemos y que pensamos que son más urgentes. Esta semana, por ejemplo, hemos ampliado la dotación de becas destinando dos millones de euros para los jóvenes que realizan estudios fuera de Tenerife. Estamos apostando por mejorar la educación y fomentar el talento de los profesionales de pasado mañana. Porque una de las mejores maneras para aumentar nuestra competitividad, para ser mejores y progresar más, pasa por ser capaces de tener el mejor capital humano. Esta es la filosofía del programa Tenerife 2030, situando en esta fecha el horizonte de progreso para nuestra gente.

Formación y empleo son dos de los frentes en los que debemos plantar batalla al futuro. Esta semana pasada también hemos conseguido, a través de los recursos del Plan de Empleo de nuestra corporación, la contratación por pequeñas y medianas empresas locales de 129 personas de la que más de la mitad ha sido en la modalidad de contratos indefinidos.

Este Plan de Acción por el Empleo del Cabildo subvenciona a las empresas que realicen nuevas contrataciones, actuando de estímulo para la creación de puestos de trabajo, para la formación de los jóvenes trabajadores y ayudando a las familias a través de un mecanismo de efectos múltiples: el trabajador obtiene un trabajo que puede extenderse en el tiempo, las empresas pueden mejorar su rendimiento contratando personas algo que no podrían hacer sin la ayuda de una subvención del Cabildo.

Pero no es la única buena noticia. Nuestra insistencia en hablar de ese "qué" ha llevado al Gobierno de Canarias a desbloquear finalmente los fondos para que esta Corporación pueda tener vía libre y poner en marcha el convenio de formación y empleo para jóvenes. Reconozco que hemos sido muy pesados pidiendo una y otra vez que se dieran prisa pero el asunto considero que lo requería. Gracias a esta actuación se podrá contratar a 672 personas de los colectivos más necesitados durante un periodo de nueve meses. Y es de justicia agradecer la llamada recibida por parte de la vicepresidenta del Gobierno anunciándome este desbloqueo. Curioso, una vicepresidenta llama y un director general no se pone al teléfono. Pero prometí no entretenerme en el "quién". Lo importante es que el Cabildo aportará dos millones de euros que se sumarán a los otros dos que pone el Gobierno autonómico, con lo que conseguiremos un convenio dotado con cuatro millones, que se destinarán directamente a las personas que más lo necesiten.

Cuando expreso el malestar del Cabildo porque no se ha cerrado el anillo insular de carreteras, por la necesidad de que se acaben los hospitales del Norte y del Sur, porque a pesar de que hemos adelantado dinero para que las cosas se terminaran antes resulta que no ha servido para nada... no lo hago porque desee hacer política de caldo gordo, espectáculo mediático electoral contra mi propio Gobierno regional, mi partido o sus socios de gobierno. Lo hago porque creo de verdad que los compromisos y los plazos se tienen que cumplir. Y que cuando no se puede, hay que dar todas las explicaciones y procurar que el retraso en los objetivos sea el menor posible. Con Tenerife no se debe hacer otra política que no consista en que sus problemas y necesidades se arreglen lo antes posible.

¿Estamos de acuerdo en que hay que tener hospital en el Sur y en el Norte cuanto antes? ¿Sí? Pues vamos a trabajar por ello. Y da igual la ideología o la banda de la orquesta política. Lo importante es lo importante: que tocamos la misma música. Por eso el Pacto por Tenerife es tan importante. Porque nos une a quienes gobernamos y a quienes desde la oposición colaboran en lograr objetivos estratégicos. Nos une el trabajo por los tinerfeños que es hoy, como fue ayer y como será siempre, la razón por la que todos estamos aquí.

Carlos Alonso es presidente del Cabildo de Tenerife

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine