ÚLTIMA HORA
Derrota del Iberostar Tenerife (65-71)
Tribuna abierta

La Unidad de Medida de Tiempo en Política es una Legislatura

30.08.2015 | 02:00

Creemos que es importante y oportuno hablar de un asunto político de trascendencia como es el cumplimiento de un programa electoral, como contrato contraído con los ciudadanos. Para ello será oportuno también aclarar algunos factores de métrica (medida) para poner en su justo lugar los cumplimientos e incumplimientos del programa.

El título de este artículo es un poco largo pero necesario porque nos parece que es la clave de lo que queremos traer a colación. En España y producto de nuestra ley electoral, las legislaturas son de cuatro años, número que es el más común de los países democráticos aunque no todos son así. Luego es evidente que la unidad de medida de tiempo en política es una legislatura y cualquier alteración de ese principio lleva a errores importantes y a veces muy injustos. Los 4 años tienen desde el primero hasta el último día el mismo valor, luego es al final de ese periodo cuando se debe valorar el factor de cumplimiento.

Todo esto es importante aclararlo porque ha sido un tópico en este país valorar de entrada los cumplimientos del programa y eso es una falsedad pues no es el momento adecuado. Manifestado lo anterior y entrando a valorar el programa del partido popular provisto de más de 400 apartados fácilmente medibles desde el punto de vista numérico, se puede afirmar, sin temor a equivocarnos, que a fecha de hoy se ha cumplido el 92,5% del programa. Por tanto, se desbarata el mantra repetitivo de algunos que hablan de incumplimientos. Es cierto que el programa podrá gustar o no, pero eso es totalmente independiente de la valoración del cumplimiento. Luego podremos afirmar que nosotros #cumPPlimos.

Cumplimos con un compromiso claro y manifiesto por los ciudadanos. Cumplimos con responsabilidad, porque lo presentamos para cumplirlo, y cumplimos con honestidad, porque no solo decimos lo que se ha cumplido sino también lo que no se ha cumplido en este tiempo. De verdad queremos ser un partido responsable, pegados a las necesidades de la gente pues estamos dedicados a mejorar la vida de las personas y no a prometer lo imposible.

Analizando nuestras propuestas cumplidas creemos que merecen la pena destacar los siguientes capítulos: en el de estabilidad y reformas para el empleo, un 94,8%; en educación, camino de oportunidades, un 89,2%; en compromisos con el bienestar, un 92,1%; en el de la administración, motor del cambio, un 95,1%; en el de una democracia ejemplar, un 81,1%, y en la política europea y proyección al exterior, estamos en un 97,6%.

Estos números, analizados por capítulos concretos, se siguen repitiendo a fecha de hoy y es verdad que hay que seguir hasta el último minuto de la legislatura mejorando para cumplirlo al 100%.

Los tiempos y su manejo son trascendentales en política como en la vida en general. Por eso cuando se intenta que coincidan los tiempos periodísticos con los jurídicos y los políticos, se crea auténtica frustración además de una imposible coincidencia que obliga a sacar conclusiones siempre precipitadas.

La pasada semana tuve ocasión de acompañar en La Geria, en la zona vitivinícola de Lanzarote, al ministro de Industria, Energía y Turismo y presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, y al vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, que presentaron este programa del PP denominado "cumPPlimos" y que se recoge en el site www.cumpplimos.es, donde se explica el cumplimiento del programa electoral con el que nuestro partido se presentó a las elecciones generales del 2011, que, como señalé anteriormente, es de un 92,5 por ciento.

Creo honestamente que no cabe la menor duda de que esta iniciativa es un ejercicio de transparencia, responsabilidad y honestidad, como la calificó Pablo Casado. El Gobierno está haciendo honor a la palabra dada y eso es evidente que duele a quienes desean quitar de en medio al PP para ocupar ellos un lugar del que salieron por la peligrosa deriva a la que conducían a este país.

Se trata de un ejercicio importante de responsabilidad frente a partidos que han suprimido sus programas electorales en sus webs. Incluso el PP ha querido plasmar, en un ejercicio de honestidad que antes destaqué, lo que no se ha cumplido o está en trámite de cumplirse. Este tipo de iniciativas es la primera vez que se llevan a cabo en España donde no hay ningún partido que lo haya hecho antes.

Parafraseando al propio Pablo Casado, en el PP estamos dedicados a mejorar la vida de las personas, no fomentamos lo impagable o lo imposible porque queremos ser un partido responsable.

Aunque el camino aún es largo y tortuoso, hemos creado empleo pasando de provocar la mitad del paro que había en Europa, a crear la mitad del empleo. Recuerden que con el PSOE en el Gobierno, el empleo se destruía a un ritmo de 9 por ciento y que, en la actualidad, con el PP, se está creando empleo al 7 por ciento. De la recesión de la crisis hemos pasado a un crecimiento del 3,3% en 2015. Queda mucho, pero estamos en la dirección adecuada para seguir creciendo y procurar bienestar.

Hemos apostado por la Transparencia y la Regeneración convirtiéndonos en el primer Gobierno en aprobar la Ley de Transparencia más avanzada de Europa. Rechazamos y repudiamos la corrupción y luchamos por salvaguardar la política honrada como medio para evitar el desapego del ciudadano hacia sus representantes públicos.

El Partido Popular presenta sus programas electorales para cumplirlos y no para adoptar una postura cómoda que pueda convencer a los ciudadanos en las urnas y que, después, se encuentren con que, como hacen otros, el nivel de cumplimiento es mínimo. Por tanto podemos afirmar, con rotundidad y con modestia, que #cumPPlimos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine