Tribuna abierta

Chirbes en su orilla

27.08.2015 | 02:20

El reciente fallecimiento del escritor Rafael Chirbes de un cáncer de pulmón priva al panorama literario español de un novelista reconocido y admirado por premios y lectores en los últimos años, singularmente tras la edición en Anagrama de Crematorio (2007), un libro sobre la especulación mobiliaria que mereció el Premio Nacional de la Crítica y cuya escritura torturó a su autor durante meses. Definida por la crítica como una crónica de la crisis y la degradación moral de especuladores y políticos, además de las penurias que siguen sufriendo las clases trabajadoras y los inmigrantes, en su novela En la orilla (2013) el hallazgo de un cadáver y un coche quemado en el pantano de Olba por Ahmed, un trabajador marroquí que tiene la costumbre de ir allí a pescar, es el botón que enciende la trama: "En cuanto identifica los restos humanos, Ahmed sabe que tiene que marcharse de inmediato. Haber visto lo convierte en cómplice de algo, lo impregna de culpabilidad".

La novela tiene a Esteban como protagonista, quien se ve obligado a cerrar su carpintería afectado por la crisis y la enfermedad de su padre, del que le toca ocuparse, lavándolo, dándole de comer, para luego ponerlo frente a la tele. Esteban va de acá para allá en su todoterreno en mitad de un contexto cicatero, empobrecido, y donde cunde la miseria, la rapiña y la prostitución. El pantano es el centro de un "paisaje que tiene algo de campo de batalla abandonado". ¿Por qué? 2008, 2009, 2010... Son los años de la peor crisis económica que se recuerda en España. En La Marina, como en la Zanzíbar de Rimbaud, no hay trabajo y cada cual sobrevive como puede: "¿Trabajo? Como no sea de enterrador de suicidas, se burló Rachid (?) Alguien que solicita trabajo se ha convertido en animal molesto", escribe el narrador.

Antes de la crisis había trabajo, ahora la sociedad española está más dividida y partida que nunca. Tal vez, en el mundo sólo haya dos países: no sólo "el de los sanos y el de los enfermos", como escribió el poeta chileno Enrique Lihn, sino el de los pobres y el de los ricos. Esteban es un hombre criado en una familia de clase obrera con afición por la literatura rusa. Con Chirbes despedimos al novelista que quizá describió con más crudeza la miserable realidad española de la última década.

Iván Cabrera Cartaya
Filólogo, poeta y crítico literario

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine