Editorial

Un equipo de primera para una afición de primera

23.08.2015 | 00:03

E l Club Deportivo Tenerife emprende la temporada con ilusiones renovadas y la fe intacta en sus opciones de ascenso. El conjunto blanquiazul ha superado durante el verano su reválida más importante: reconquistar a la afición. Cierto es que el número de abonados aún ha de crecer para igualar las cifras del año pasado, pero en las calles ya se percibe el entusiasmo de siempre por la proximidad del primer partido en casa, previsto para la semana que viene.

El equipo de Raúl Agné, entrenador que repite en el banquillo del representativo, aspira a instalarse en la zona alta de la clasificación. Casi nadie le da favorito pero desde los despachos se ha obrado con puntería.

La labor de Miguel Concepción, que afronta su último año de mandato, ha permitido rebajar la deuda global hasta situarla en dígitos impensables hace una década. La situación de la institución es absolutamente distinta a la que se encontró a su llegada el jerarca palmero, que aspira a marcharse con el equipo en Primera. Ése es su gran sueño.

El trabajo de la comisión deportiva también ha sido notable. Serán los resultados y el propio desarrollo de la competición los que pongan al Tenerife donde se merece, pero justo es reconocer el acierto de Alfonso Serrano y el propio Agné en la captación de futbolistas, la elección de los fichajes y la apuesta por la cantera.

Las decisiones del secretario técnico y el entrenador cuentan con la aprobación de la mayoría. Además, han servido para ilusionar a la masa social con nombres ilustres como el de Aurtenetxe, lateral proveniente de Primera. O el de Tomás Martínez, volante del River Plate argentino que cruza el charco para exhibir al Heliodoro todo su talento. Con todo, una de las mejores decisiones de la cúpula blanquiazul es mantener la base del curso pasado (Dani Hernández, Vitolo, Raúl Cámara, Aitor Sanz€) y rodearla de canteranos que vienen pisando fuerte.
Una de las últimas decisiones del club ha sido dar fichas de profesionales a algunos de los más pujantes talentos forjados en su base. Ha sido otra grata novedad.

Trabajar en armonía y con el apoyo de todos es casi siempre garantía de éxito, así que la permanencia en el proyecto de Agné parece también una buena elección. Hombre con ideas claras, firme en el discurso y especialista en la conducción de grupos humanos, ha sabido calar en el tinerfeñismo con su palabra pero sobre todo con su obra. Será, sin duda, pieza clave en la nueva temporada.

Tenerife será una plaza capital en esta Segunda que parece Primera. Mientras la mayoría fijan sus miradas en Valladolid, Almería o Zaragoza como grandes aspirantes al ascenso –así lo creen las casas de apuestas-, el conjunto chicharrero avanza con decisión y sin hacer ruido con el propósito de hacer feliz a la Isla entera. Será en junio cuando se repartan los billetes a Primera, pero por lo pronto se puede garantizar que los pilotos de esta nave han hecho su trabajo como debían.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine