Letras desveladas

Vaneka 'In the Fun'

12.08.2015 | 02:00

Nació a principios de los sesenta. La veo cada día tomar una cerveza y a veces, en esas noches en las que nada parece tener importancia, la encuentro, siempre acompañada por algún vecino en algún bar. A veces hablo con ella, tiene la voz ronca y su piel refleja su edad, no así sus ojos ni su figura. Se llama Claudia y es italiana, pero no parece italiana, ni española, ni extranjera, es una mujer que parece habitar un lugar donde todos desearíamos estar, pero tan solo durante un rato.

A veces se pasa por mi mesa y me pregunta algo que ha escuchado en otra conversación, de esas que tenemos todos los habitantes de La Terraza. Siempre pienso que escucha y que está al tanto de lo que decimos aunque parezca hablar siempre. Una escuchadora discreta. No cotilla, solo con un interés natural por la vida de los que la rodean.

Claudia siempre ha sido amable conmigo, hasta una noche hace un año en la que estaba muy triste, contándome cosas que le habían pasado recientemente y que no sabía bien cómo hacerles frente, seguía preocupada por si mi copa estaba llena, o por si me molestaba, o por si estaba hablando demasiado. Yo miraba sus ojos, enormes, azules, brillantes, y me preguntaba qué hacía allí, quién era ella.

Hoy de pronto nos habló de su vida. Pasó nueve años en Londres hasta 1989 y vivía cerca de un estudio de grabación. Nos contaba un precioso concierto de Eurythmics al que fue, donde Annie Lennox llevaba un vestido de terciopelo rojo y cantaba una canción sobre un hijo al que había perdido. Nos dijo que ella había grabado un disco, y me preguntó si quería ver la portada en Google. La miré. Intenté reconocer el rostro de aquella cantante veinteañera en la Claudia que tenía en frente, y veía sus ojos, idénticos, mirarme con ternura. Era la chica de la portada, lo que tal vez pudo ser y no fue. La chica que buscó fortuna en Londres pero no quiso que le cambiaran su música por otra más comercial.

Claudia grabó el disco In the fun, que puede comprarse aún, y no recibe ningún royalty, pero creo que tampoco le da muchas vueltas a eso, ella toma su cerveza y habla con nosotros, en esta esquina del mundo, donde se reúnen tantos sueños malogrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine