El bar de Pepe

Encuestas

10.08.2015 | 03:37

Entiendo que la última encuesta del CIS sobre intención de voto, que da ganador en las próximas elecciones al Partido Popular (28,6%) están encargadas, realizadas a "imagen y semejanza" del Partido Popular. No hace falta engañar ni cambiar datos, una encuesta se puede realizar con el resultado requerido. Supongamos que le preguntas su intención de voto a la señora Botín, presidenta del Banco Grupo Santander, con toda seguridad su partido preferido como ganador será el PP; si las preguntas las realizan en la calle de Serrano en Madrid, o en Marbella en Málaga, o en Pedralbes o Sarriá en Barcelona, etc. etc. estoy seguro que ganan de calle... Pero si esa misma encuesta las realiza el CIS en las bocas del metro de Leganés, en el apeadero del Pozo del tío Raimundo, o en el Albaicín en Granada, o en el Barrio del Perchel en Málaga, o por el Bº de San Andreu del Palomar de Barcelona y pregunta a Diego Cañamero su preferencia de voto, el Partido Popular no sólo no gana las elecciones, además estaría muy próximo a desaparecer. Es inaudito que con quienes están instalados en los despachos de la sede de la calle Génova en Madrid, con las reformas laborales y la sanidad, educación bajo mínimos, con el rescate de España para dar dinero a la banca, el Partido Popular, que preside Mariano Rajoy, pueda ganar unas elecciones, aunque sean para presidente del equipo de futbol de Villaconejos del Pinar.

Uno, yo, que sabe algo de esta cosa llamada encuesta o estudios de "geomarketing político", sabe muy bien dónde situar la "cocina" para dar los resultados apetecidos por la clientela, no es fácil realizar una encuesta veraz y a la carta cuando todo está en tu contra. Tienes que manipular desde el segmento de edad de la población encuestada hasta el posible nivel económico de los mismos, la pregunta tiene que ser capciosa, o sea que el resultado deberá ser; sí y sin remedio.

Pongamos un ejemplo, si yo le pregunto: ¿Cómo le gusta más el bacalao, al pil pil o con tomate? De entrada doy por sentado que le gusta el bacalao, lo de menos es cómo guisarlo. Si hago la pregunta: ¿Votaría al Partido Popular que garantiza un aumento retroactivo de las pensiones, el salario mínimo a 1.000 euros y un sueldo social para las amas de casa de 350 euros/mes? A esta pregunta no cabe duda que un segmento importante de la población española (9 millones de pensionistas) diría que sí sin dudarlo, pero también los parados y no digamos de las mal llamadas "marujas". Toda encuesta se puede hace a la carta de eso no hay duda.

El problema para este tipo de encuestas seudo amañadas consiste en buscar el "público objetivo", zonas azules y rojas, positivas o negativas. Se trata de confeccionar un mapa donde la población tenga una clase social media alta/alta cuya edad sobrepase los 40 años, no interesa la juventud ya que aun dentro de ese segmento de población los hay descontentos con el sistema. Se tienen que correr los mínimos riesgos posibles. Una vez se haya realizado una encuesta lo más recomendable es realizar un informe en el que se analicen los datos extraídos y se explique el método y el procedimiento utilizados. A continuación explicamos los pasos a seguir para hacer un informe sobre encuestas:
En primer lugar organizaremos los datos para detectar posibles errores o incongruencias, garantizando que la información obtenida refleja lo que la encuesta concluye. A continuación, procederemos al análisis de los datos obtenidos.

El segundo paso consiste en destacar el objetivo de la encuesta y la hipótesis de la que se parte. Estos dos puntos se explicarán de forma detallada en la introducción del informe, expresando el motivo por el que se realizó la encuesta, quién la llevó a cabo y las conclusiones.
Como tercer punto se definirá el modo en el que fue realizada la encuesta, describiendo cómo se obtuvieron los resultados, los parámetros de elección de los encuestados participantes y otros datos que puedan resultar de relevancia.

El siguiente paso del informe (que no es imprescindible) consistirá en explicar el por qué de cada pregunta. Para ello se explicará cada cuestión al detalle, es decir, el motivo por el que se planteó cada pregunta y la forma en la que fue expuesta. Se explicarán también las opciones que se ofrecieron para elegir y por qué.

En el informe también debemos incluir tablas o gráficos que agrupen los datos de forma visual y estadística, una forma de facilitar la visualización de la información.

Por último, el informe incluirá una conclusión que resuma la información obtenida y aquellos datos que puedan resultar curiosos o interesantes para la investigación y que ayuden a mejorar. Todo ello se expondrá a través de explicaciones firmes y consistentes.

Comprenderán que todo es "manipulable", de hecho explicar el motivo de cada pegunta en una encuesta "a la carta" no es necesario y no recomendable hacerlo, forma parte del secreto profesional.

Digamos que la mejor encuesta puede ser la peor mentira. Si usted quiere saber la realidad que le rodea, olvide las encuestas, la mayoría son amañadas. Centre su atención en el día a día, a la charla con el tendero de su barrio o el taxista, o la consulta del ambulatorio de la sanidad pública, o en el Bar de Pepe o de Antonio, ahí encontrará la mejor y más certera encuesta.

Si fueran mañana las elecciones generales ¿votaría usted al Partido Popular?

Joaquín Hernández
Periodista

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine