A la contra

500.000 euros más... y punto

La primera comparecencia del portavoz del Gobierno ha dejado claro que el ajuste del gasto que vendieron en campaña PSOE y CC regeneraros era una patraña

26.07.2015 | 02:20

Comparecía a principios de semana Narvay Quintero, exsenador herreño y ahora consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, además de portavoz del Gobierno de Canarias, para comunicar el nombre de hasta 37 nuevos altos cargos (aún faltan una treintena más por colocar, sin olvidar un buen puñado de gerentes de empresas públicas, presidentes de fundaciones y cargos varios). De paso, nos espetó, así como quien no quiere la cosa, que se incrementaba el gasto en tan solo un 0,008%. A Narvay no le gusta la mentira, ni las medias verdades (que quizá son la peor de las mentiras), pero, mientras comunicaba el organigrama y lo que nos costaría, ponía cara de no creerse lo que estaba anunciando. El herreño compareció inseguro, nervioso y fue poco comunicativo. Eso es casi como decir que fue poco transparente o, mejor dicho, algo opaco. Quienes conocemos a Quintero sabemos que es un político válido y brillante, pero el martes se le apagó la luz, como cantaría Alejandro Sanz, al comunicar que este Gobierno nos iba a costar 500.000 euros más. Y no es para menos, ya que la primera comparecencia del flamante portavoz del Gobierno ha servido para dejarnos claro que lo que nos vendieron en la campaña electoral el nuevo PSOE y la Coalición Canaria de De aquí en adelante de que ajustarían el gasto era una de esas boberías y patrañas que se cuentan en época electoral para quedar bien. Que conste que cargan en 500.000 euros más la pesada mochila que soportamos los isleños, para, según ellos, adaptar nuestra tierra al "nuevo ciclo" económico y político, y para impulsar una "transformación social". O lo que es lo mismo: le mando al presupuesto pa´arriba medio millón de euros más...y a tomar por saco. Y si les gusta bien, y si no, pues se la maman (a la subida me refiero).

Haciendo buenos a Paulino Rivero y José Miguel Pérez

De Paulino Rivero, que ya no está, y de José Miguel Pérez, que tampoco, podré haber escrito de todo, y seguro que merecido (no en vano el Gobierno que precedió a este se ganó a pulso lo de Ejecutivo malo), pero amor no quita conocimiento. Tanto Rivero como Pérez, sabedores de la crisis económica y de la situación desesperante de miles de familias canarias, acordaron en 2013 suprimir el 10 por ciento de sus altos cargos y desprenderse del 10 por ciento de su personal de confianza. Al mismo tiempo, la Comunidad Autónoma suprimió cuatro empresas públicas y abandonó el accionariado de otras seis, donde tenía una participación minoritaria. Como consecuencia de aquella remodelación, el Gobierno de Canarias prescindió de tres viceconsejerías: Industria y Energía, Cultura y Deportes y Asuntos Sociales. Y se suprimieron cinco direcciones generales: Aguas, Relaciones Exteriores, Drogodependencias, Farmacia y Juventud, además de la dirección de la Academia de la Policía Canaria y la gerencia del Plan de Medianías de La Gomera.
A Paulino y a José Miguel Pérez, los líderes de la Coalición Canaria de en a detrás y el viejo PSOE, respectivamente, se le podrán reprochar muchas cosas y casos de su gestión, pero sería injusto no reconocer el buen gesto que tuvieron con la sociedad canaria hastiada y desesperada.

La lista de agraciados

Esta semana conocíamos también nuevos datos sobre el paro, que bajaba en las Islas. Ha sido esta, sin duda, una buena noticia. Imagino yo que los 37 nuevos empleados de la Administración canaria habrán sido parte del subidón de trabajadores. La diferencia es que estos vienen con un contrato de 4 años y un sueldazo de agüita debajo del brazo. Les paso la lista de los elegidos al completo, y así va usted asimilando a quien le paga la nomina. Y de paso lleno de negritas este A LA Contra (que por lo visto eso tiene tirón).
Francisco Plata Medina, viceconsejero de Servicios Jurídicos.
Ceferino José Marrero, secretario general de Presidencia.
Víctor Chinea, director general de Emigración.
Isabel Medina Alonso, viceconsejera de Políticas Sociales.
Antonio José Olivera, director general de Coordinación y Apoyo a la Vicepresidencia.
José Gregorio Pérez, director del Instituto de la Vivienda.
Roberto Moreno Díaz, director del Servicio Canario de Salud.
Laura María Martín, secretaria general técnica de Sanidad.
Laura María Cabrera, directora de Salud de Fuerteventura.
Juan Manuel Santana, viceconsejero de Educación y Universidades.
Ángeles Boga Gálvez, secretaria general técnica de Educación.
Ana Isabel Dorta Alonso, directora general de Centros e Infraestructura Educativa.
Juan R. Bailón Casanova, director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa.
Pilar Herrera Rodríguez, secretaria general técnica de Agricultura.
Orlando Umpiérrez García, director general de Pesca.
César Martín Pérez, director general de Agricultura.
José Fernando Díaz-Flores, director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria.
Cristóbal de la Rosa Croisier, viceconsejero de Turismo.
Ana Roldán Vives, secretaria general de Turismo.
José Gilberto Moreno, director de Infraestructura Turística.
José Francisco Pérez Martín, director general de Deportes.
Jesús Romero Espeja, viceconsejero de Política Territorial.
Blanca Delia Pérez Delgado, viceconsejera de Medio Ambiente, Seguridad y Emergencias.
Cristina de León, secretaria general técnica de Política Territorial.
Sinesia Mª Medina Ramos, directora general de Protección de la Naturaleza.
Juan Francisco Padrón, director general de Seguridad y Emergencias.
Manuela Armas Rodríguez, viceconsejera de Administración Pública.
Alejandro Parres García, director general de Modernización y Calidad de los Servicios.
Teófilo González González, director general de Transparencia y Participación Ciudadana.
José Gregorio Martín Plata, director general de Función Pública.
Mª Lourdes Quesada Díaz, directora general de Relaciones con la Administración de Justicia.
Cándida Hernández, directora del Instituto Canario de Administración Pública.
Marían Franquet Navarro, directora del Instituto Canario de la Mujer.
José Téllez Ledesma, director General de Juventud.
Adrián Mendoza, viceconsejero de Industria.
Ana Isabel Solórzano, secretaria general técnica de Hacienda.
Cristina Hdez. Carnicer, directora de la Agencia Tributaria.
A todos estos habría que sumar una treintena de cargos más, y, como escribí anteriormente, una pila de gerentes de empresas públicas, presidentes de fundaciones, y otros cargos varios. La bromita nos va a costar 500.000 euros más.

Posdata

Fernando Clavijo, el nuevo presidente canario y líder de los nacionalistas de Aquí en Adelante, y Patricia Hernández , vicepresidenta del Gobierno y cabeza visible del nuevo socialismo canario, han tenido en estos primeros días de ejercicio de sus cargos sorprendentes gestos con la sociedad que indican una manera más generosa, dialogante y cercana de gobernar. Lo de los 500.000 euros de más ha sido un zarpazo a los ciudadanos innecesario, que solo obedece a la realidad en unos casos de colocar a gente válida en cargos de responsabilidad, y en otros en la necesidad de instalar a un buen puñado de inútiles en cualquier lado. Da igual dónde sea y al precio que sea. Lo importante es colocarlos (para algo existirán los echaderos). Habrá que darle a los nuevos gobernantes los 100 días de gracia que serán los que nos permitan tener una idea más clara de sus intenciones reales. Yo, acogiéndome a las sagradas escrituras, aprovecho y espetó lo que púbico San Mateo (7, 15-20) en su evangelio: "Por sus hechos los conoceréis". He dicho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine