Espacio jurídico

Régimen de visitas de los abuelos

11.07.2015 | 01:46

Pocas veces, por no decir ninguna, se tiene en cuenta a la hora de una separación o un divorcio el régimen de visitas de los abuelos para con sus nietos, el cual, siendo del todo preceptivo puede llegar a ser muy práctico en determinados momentos.

Tal y como establece el Artículo 60 del Código Civil español "No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del hijo con sus abuelos y otros parientes y allegados. En caso de oposición, el juez, a petición del menor, abuelos, parientes o allegados, resolverá atendidas las circunstancias. Especialmente deberá asegurar que las medidas que se puedan fijar para favorecer las relaciones entre abuelos y nietos, no faculten la infracción de las resoluciones judiciales que restrinjan o suspendan las relaciones de los menores con alguno de sus progenitores."

A pesar de que, como podemos comprobar, nuestra legislación, aunque con determinados límites, aboga por el mantenimiento de las relaciones entre abuelos y nietos, ¿es posible que se llegue a denegar el derecho a mantener un régimen de visitas a los abuelos con sus nietos?

Ya lo hemos venido mencionando en ocasiones y ha sido la respuesta para otras muchas dudas que, en determinada circunstancia, se nos pueden llegar a plantear. La clave está en salvaguardar el interés primordial del menor. La Audiencia Provincial de Cantabria, en una Sentencia muy reciente ha denegado a una abuela a mantener un régimen de visitas con sus nietos por considerar que el contacto afecta a la estabilidad emocional de los menores.

Hemos de aclarar que no tienen por qué darse casos extremos de agresiones o abusos o insultos contra los menores directamente; se puede llegar a denegar el disfrute por parte de los abuelos de dicho régimen de visitas por las malas relaciones entre ellos y sus propios hijos, es decir, los progenitores del o de los menores. Éste es el caso que se da en el procedimiento en el cual se dicta la Sentencia descrita anteriormente: la abuela insultaba a su hijo e incluso llegó en alguna ocasión a agredir a la madre de los menores.

Claro está que unas vivencias hasta tal punto negativas, ponen en riesgo efectivo la estabilidad emocional de los menores.

Por otra parte, es recomendable tener en cuenta cómo es la relación directa que existe entre el o los menores y los abuelos, ya que, hay ocasiones en las que es más perjudicial, por lo estrecho de la relación, el denegar el derecho de visitas que mantenerlo y tratar los adultos, en razón del bienestar de los menores, de mantener una relación cordial.

No obstante, a pesar de que en determinados casos se haya y se pueda tener en cuenta la voluntad de los menores, siempre es aconsejable en este tipo de circunstancias o en situaciones semejantes recurrir a psicólogos especializados que emitan informes y hagan las valoraciones oportunas al respecto teniendo siempre en cuenta que debe primar el interés de los niños.

El derecho de los abuelos, así como de los progenitores y de allegados a relacionarse con los menores tiene un límite que es considerado del todo infranqueable: el interés y beneficio de los niños. Cualquier conflicto ha de ser resuelto otorgando prioridad a aquello que sea beneficioso para los menores aunque ello suponga sacrificar el derecho de otros.

Es obvio decir que una sana y continua relación de los menores con sus abuelos es buena e incluso necesaria para su desarrollo. Cada caso y cada familia es un mundo, por lo que, en este tipo de supuestos, es aconsejable que se emita un informe por el Equipo Psicosocial del Juzgado, a fin de que se pronuncien sobre cuál es el régimen de visitas más idóneo y siempre se ha de valorar de manera individual al menor, teniendo como prioritario en todo caso el interés del mismo. En mi opinión profesional el papel de los abogados es fundamental para realizar una labor conciliadora, favoreciendo la armonía familiar y la felicidad del menor con sus padres y abuelos.

Juan Miguel Munguía Torres es abogado de Munguía&Asociados

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine