Desmadejando la hebra

OXI. No al chantaje

11.07.2015 | 01:46

Cinco de Julio de 2015 será recordado como un día histórico para la democracia y para Europa: el pueblo griego ha resistido al chantaje, ha ganado el Oxi. El referéndum griego ha sido complicado por haber querido fragmentar a la población pero a la ciudadanía no hay que subestimarla a pesar de querer vender el No como la salida del euro, a pesar de querer transmitir el miedo, la ciudadanía ha demostrado su inteligencia democrática y ha dicho NO a la Troika, al abuso, al chantaje. Desde la plaza Sintagma, la plaza de la palabra, el pueblo griego celebra lo que para muchos es una irresponsabilidad -de la izquierda radical, de los extremos, de los no europeístas-, la exposición ante el patíbulo de los dioses, el poner la soga a todos los europeos en definitiva, una debacle en cadena. Pero éstos, los europeístas de alta costura (los que predican con el discurso de la gran estafa y la gran amenaza para Europa que son Syriza-Podemos), son los verdaderos responsables de llevar a cabo políticas camufladas bajo la Europa de los pueblos cuando ahora sin ir más lejos Junker, uno de los dioses del falso paraíso, dejaba claro que el NO, el del pueblo griego, era irrelevante; lo que traducido en términos democráticos es lo mismo que decir que la ciudadanía no tiene ni voz ni voto en la Europa de las corbatas y los maletines negros. Está claro que el Eurogrupo se cierra en banda; no quieren tender la mano a un pueblo que pide, con esta opción valiente, votando No, la Europa que queremos la gran mayoría aquella que no genere desigualdad, aquella en la que en términos de Justicia Social desarrolle e implemente soluciones justas, sostenibles sin estar cargadas de fatuidad con memorándums injustos e insolidarios. El pueblo griego ha dado ejemplo de conciencia colectiva en la que todos somos uno.

A partir de aquí, de esta celebración y victoria de la democracia, se inicia una dura batalla entre los halcones teutones y aquellos que quieren posiciones más constructivas. A partir de aquí, la herida griega ha de ser vista como una herida europea, porque hoy somos más que nunca parte de ése ágora que es Atenas. A partir de aquí, la colaboración y la cooperación son las claves de las negociaciones: Grecia no puede seguir sumergida en el terror; hay que continuar con un futuro de claro cambio contra los totalitarismo financieros y las arrogancias políticas que lo único que hacen es destruir, como la mala hierba, a los pueblos de Europa. Hay que acabar con las verdades a medias y las mentiras vertidas sobre la deuda griega. Hay que acabar con esta crisis en la que el peso de la política es el ochenta por ciento de las razones de peso para no dar un paso atrás en la "concesiones" económica. Si. Así de claro: las élites de Bruselas pensaban en el suicidio político de Tsipras, (miedo a Syriza-Podemos) -con la realización de éste referéndum express-, pero muy al contrario, ha salido más reforzado si cabe gracias al apoyo de un 61% de la población frente a un 30%. Esto, señores, es democracia, oír al pueblo. En estos cinco meses los acreedores se han negado a oírlo practicando en exclusiva la humillación de un pueblo y eso ha tenido sus consecuencia: "es lo peligroso de la urnas", como dijo en su día la Ministra de Agricultura del PP Isabel García Tejerina: "¡Ojo, que las urnas son peligrosas!" Cuánta democracia se respira en esta frase, ¡Dios mío!

Angela Merkel, Françoise Hollande, Mario Drahgui, Matin Schultz: "la famiglia reale de la política europea" , no cabe más, en su manos queda pulsar o no, el botón nuclear del Grexit. En sus manos queda tender puentes no romperlos (en palabras del Vicecanciller alemán y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, cuando dijo que Atenas había roto los últimos puentes tras los resultados, por goleada, del referéndum griego), porque ha ganado el No, Oxi, porque el pueblo griego sabe el significado del Si, impedir dar continuidad a la desigualdad y al chantaje.

Oxi, un día histórica de la participación democrática de la ciudadanía.

Yolanda Márquez es licenciada en Ciencias Políticas

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine