Tribuna abierta

Mercado del sexo, estadísticas y sexualidad

09.05.2015 | 01:58

Pese a que existen diferentes mercados del sexo, en particular el turismo sexual, la prostitución transexual y la prostitución masculina, prácticamente todos los clientes de los servicios sexuales comerciales en Europa son hombres y en su mayoría las mujeres son las proveedoras.

El informe de Naciones Unidas (unodc, 2010) nos indica que el tráfico de mujeres con fines de explotación sexual a Europa sólo cubre el 8% de la demanda de prostitución en nuestras sociedades.

Una perspectiva histórica nos indica que en la década de los 40 el 70% de los hombres adultos en Europa eran consumidores de prostitución, aunque fuera de forma esporádica, dentro de una sociedad donde el dominio de la ideología de la fidelidad era predominante y, por lo tanto el sexo fuera del matrimonio sin pagar, era mucho menos habitual que hoy en día.

En la actualidad los porcentajes de consumo de prostitución en los países de nuestro entorno se sitúan en el 20%: Suecia 13%, Los países bajos 14%, Suiza 19% y España un 39%. (Leridon, 1998).

Parecería razonable pensar que la liberación sexual y el paulatino abandono de la ideología de la fidelidad por la ideología del matrimonio múltiple, reducen el consumo de prostitución, es decir, sociedades más tolerantes, abiertas y responsables con sexualidades menos rígidas.

Ello no implica que el 8% de tráfico de mujeres sea aceptable por nuestras sociedades occidentales que, hacen de la lucha por los derechos humanos y la protección a la mujer valores preeminentes. El citado informe también nos sugiere que los cambios que se producen en la trata de personas en los países de origen tradicionales, a saber: Mayores niveles de conciencia en las posibles víctimas, una aplicación más estricta y rigurosa de la ley y la coordinación con los cuerpos de seguridad de los Estados receptores del tráfico, así como el cambio de las condiciones de vida de los países de origen, reducen de forma significativa la presencia de sus nacionales en nuestro entorno Europeo.

Dicho esto, entiendo que las posiciones que vienen defendiendo las organizaciones feministas, organizaciones sociales y la mayoría de nuestros partidos políticos sobre la necesidad de abolir la prostitución, por el tema del tráfico de personas, debe reducirse al hecho en sí de la violencia de género que se ejerce contra esas mujeres.

Confundir el sexo criminal: la violación, la trata, la explotación infantil, con la libertad sexual sería retrotraernos a situaciones del pasado donde se liga la ética con la prohibición en lugar de unirlo a la liberación que es lo suyo.

Los discursos sobre la sexualidad han sido, casi siempre, dogmáticos y simplificadores; Como simplificador es pretender abolir legislativamente una actividad que estamos viendo que persevera en el tiempo y que en la medida en que no la tratemos seguirá oculta, y por lo tanto estigmatizando e invisibilizando a aquellos que la practiquen, bien como clientes o como proveedores. Amén de favorecer un caldo de cultivo para la explotación y el maltrato.

Los países europeos estarán obligados a incluir en la medición del PIB los ingresos por prostitución, en virtud del SEC (Sistema Europeo de Cuentas) por ello el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (Prostitución, 2007) realizó un estudio sobre el impacto que tendría la fiscalidad de la prostitución sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones. El citado estudio mostró que la regulación de la actividad de la prostitución conllevaría un potencial de incremento de afiliaciones a la seguridad Social del 0,6% el IRPF se incrementaría en un 0,85% y el IVA en un 0,78%.

Es evidente, para cualquiera que se acerque al problema desde la racionalidad con afán de analizar y no pontificar sobre la sexualidad, que visibilizar la prostitución colocaría en mejores condiciones de protección social y de dignificación a hombres y mujeres que se dedican a esta rama de actividad.

Nuria Roldán Arrazola es antropóloga
http://nuria-roldan.blogspot.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine