Tribuna abierta

¿Aeropuertos canarios o privados?

25.06.2014 | 02:00

El proceso de privatización de los aeropuertos de la red de AENA, empezó hace ya años. De hecho, fue el PSOE quien lo inició y planteó el plan de privatización. El mismo partido que creó en el Estado español el dumping social, que viene aparejado a la Reforma Laboral, puesto en marcha por esos pseudo-socialistas y que ha "redondeado" el Partido Popular.

Desde hace unos años, sobre todo tras sufrir la gestión de Blanco (PSOE), al frente del ministerio de Fomento, sólo ocho aeropuertos españoles reportaban beneficios, de una red de casi 60 aeródromos dispuestos para la aviación comercial. Estaba claro que ese escaso 11% de bases dando beneficios y casi un 90% dando pérdidas obliga a tomar medidas.

Ya por aquel entonces, entre los ocho que daban beneficios habían tres de Canarias. Los de Lanzarote, Gando y Tenerife Sur. Lo que viene a suponer que en el caso del Archipiélago, más de un tercio de los aeropuertos dan beneficios.

Hoy siguen teniendo un saldo positivo, a pesar de que durante los últimos tres años, AENA ha reducido los servicios en todos, llegando a quitar, por ejemplo, ambulancias y servicios médicos, cuando no valiéndose de citar normativas internacionales que "no obligan" recortando, al bravo tijeretazo que permite la nueva legislación laboral de España y que ha creado unos disparatados niveles de paro en el Archipiélago, insoportables para cualquier otra población.

Desde entonces, el Gobierno de Canarias ha permanecido impasible, permitiendo que nuestros aeropuertos perdieran categoría y servicios al usuario, sufriendo encarecimientos, por disparatadas cargas impositivas del Estado y desoyendo las llamadas de auxilio de los trabajadores, cuyas plantillas han mermado considerablemente.

Ahora parece que ha llegado el momento de Ribero y su banda. Se preparaban para "comprar" a la baja. Cuando se han sufrido recortes salariales, despidos, prejubilaciones precarias; aumentando los costes de los usuarios y la calidad que se puede esperar en las puertas de entrada de un buen destino turístico.

Desde mi punto de vista, en Canarias, por nuestra fragmentación territorial y lo que el avión supone, hasta para la población más llana, no se debería privatizar un servicio tan esencial como es el transporte aéreo. Pero me da pánico pensar que la gestión quede en manos de esa parte política, que ha demostrado reiteradamente caminar por donde marca el capital, alejándose, la mayoría de las veces –sino siempre–, del interés general.

Por lo tanto, concluyo creyendo que sería bueno que tanto Puertos como Aeropuertos pasaran a manos del Gobierno de Canarias, pero lo mejor sería que en el panorama político que marquen las elecciones de 2015, desaparecieran de Canarias el PP, el PSOE y los propios de Coalición, para que esa gestión pública se llevara a cabo con la coherencia suficiente, como para creernos todos que se vela, de verdad, por el interés general.

Enlaces recomendados: Premios Cine