Tribuna abierta

Brillante actuación del Coro del Real Casino en Los Silos

24.06.2014 | 02:00

El pasado sábado día 14, la Coral del Casino de Tenerife, que ha ido completándose a través de los años con la integración de cuerdas de todo tipo, con auténticos tocadores expertos y cuidadas voces y que dirige desde hace años prestigiosamente la gran soprano Isabel Bonilla, acompañada al piano de la excelente pianista y repertorista Mara Jaubert, y todos socios del Casino y partícipes por amor al arte, del canto y de la música, una de las más excelsas de las bellas artes; dio un concierto en Los Silos, en el antiguo Convento de San Sebastián, perfectamente restaurado el cuerpo principal con sus techos mudéjares labrados a cuatro aguas y de gran altura y apariencia tallística, así como sus patios canarios abiertos a dos alturas perfectamente restaurados también, y un jardín o patio trasero de nueva estructura pero acorde con todo el conjunto histórico artístico.

La iniciativa partió de una invitación que formuló el ilustre ex gran político y gran caballero donde los haya, don Lorenzo Dorta, exalcalde eximio de Garachico y amigo personal de Adolfo Suárez, consiguiendo para dicha ciudad histórica, cuyo puerto fue arrasado por el volcán pero salvándose la ciudad, títulos y ayudas económicas para mejorarlo como la Avenida Marítima y el nuevo puerto, habiendo sido vicepresidente del Cabildo Insular y que ahora preside con orgullo y buen hacer el Consorcio de la Isla Baja que integra los municipios de Garachico, Los Silos, La Guancha y Buenavista del Norte.

Nos aprestamos en una sala anexa a descargar nuestras bolsas de mano y a tomar las carpetas de las partituras elegidas sabiamente por nuestra directora de una gran selección y además muy conocidas y muy populares, y cuya actuación de casi una hora hizo las delicias del auditorio que llenaba el salón y que aplaudía frenéticamente cada una de las actuaciones.

Sobresalió como siempre el "sólo" de la directora con su limpieza vocal en el agudo final que rompió en aplausos y besos. Pero es una labor de equipo en que todos y cada uno de los componentes, tanto instrumentales, especialmente la pianista Mara y las voces femeninas y masculinas brillaron notablemente.

El pueblo, por el que además dimos una vuelta por su plaza principal, es muy bonito y atractivo, especialmente su centro histórico con una plaza frente a su Ayuntamiento y al Templo parroquial, típica con sus jardines y templete central a dos alturas que me recordó mucho a la Plaza de Icod, incluso a la Plaza de la Constitución de La Orotava, típicos de aquella época, con numerosas mesas y terrazas exteriores.

El público, creo que quedó entusiasmado porque insistía en que cantara el coro "otra y otra" canción, y así lo hizo, con notorio éxito. Resalto aquí entre otras el Adonais, de Marcos Witt, que es un canto a un Díos mitológico y que traspone la propia realidad, Noche Hermosa de P. Sorozábal, Ojos de España, de Kuldip, Venezia; la luna e tu, de A. Derevitsky, Maite, también de P. Sorozábal, con gran brillantez, Las hojas Verdes de P. Webster y D. Tiomkin, muy dulce y atractiva, Oh Mari!!, de E. Di Capua, que también salió redonda, Come Prima de D. Modugno y T. Dallera, que interpreté personalmente acompañado de la directora Isabel, y Romance, que interpretó el bajo Nicolás Kiriakyris, que cantó también otra canción para "bajo" de forma muy brillante.

Las féminas interpretaron exclusivamente Venezia; La luna e tu y Amor de hombre, cerrando con Queja Pampera, una especie de tango, de M. Barajas.

Tuvimos una noche afortunada y después, en el Patio principal, el Consorcio organizador nos obsequió con un abundante y selectivo cóctel con exquisitas tapas.

Creo que ha sido un galardón y un hito más para la Coral y para el propio Real Casino de Tenerife.

Enlaces recomendados: Premios Cine