Tribuna abierta

El debate sobre la ley orgánica de abdicación del Rey

13.06.2014 | 23:46

Acabo de ver parte del Debate en el Congreso de los Diputados, de los últimos intervinientes del Grupo Mixto, algunos bochornosos e indignos de estar en la democracia como el Partido de Eta, "Amaiur", absolutamente impresentable y que ofende gravemente a la propia soberanía popular y que en ningún otro país del mundo hubiera sido legalizado tal partido que es un tentáculo del monstruo genocida que aún pervive activo como caso insólito en las democracias occidentales que es la Eta.

Esperé al recuento y a la votación nominal personal, de pie y en voz alta, de cada uno de los Diputados, y aunque el resultado estaba cantado, fue de 299 votos afirmativos de todo el Partido Popular, del Socialista (con tres fugas únicamente, una de ellas la del insigne amigo de los amigos de Eta, el exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza), UPyD, del Foro y de UPN, frente a 19 negativos precedidos de insultos y amenazas antidemocráticas, concretamente la izquierda plural con su jefe Cayo Lara y ex Gaspar Llamazares y algún otro del Grupo Mixto, también precedido de su "perorata". Hubo 23 abstenciones, lo cual tampoco supone una gran minoría pero me llamó mucho la atención que nuestra insigne exalcaldesa Ana María Oramas, de brillante expediente como tal pero a mi juicio negativo como Diputada en connivencia en el Congreso con el expresidente Zapatero, que ha sido uno de sus errores máximos, y que se acordó en el Consejo de Coalición Canaria primero votar sí, después no, y por último abstención, anunciando precisamente, que yo recuerde, la señora Oramas el sí (¿Qué pensaría su tío D. Leoncio, monárquico de pro y gran exalcalde de Santa Cruz de Tenerife?).

Pero lo que ya llega al límite es el voto del Diputado de Las Palmas, que al parecer va por libre, que responde al nombre de Quevedo (¡manes del insigne dramaturgo y polemista Quevedo y Villegas, un gran patriota español y madrileño!). Inaudito para Canarias que sus dos únicos diputados de entre 350, aunque sólo asistieron 341, una representación mínima y con una tradición canaria españolista, monárquica y Juan Carlista al menos, se hayan abstenido o votado en contra.

Y además, el todavía Presidente Sr. Rivero, anunció ayer que esto y las prospecciones petrolíferas "separarán" más a Canarias del resto del territorio, amenazando solapadamente que va por la independencia copiándose de sus amigos y modelos convergentes de la Cataluña independentista del extraviado Sr. Mas, que ya es un cohete quemado adelantado por la Ezquerra Republicana y con la escisión de la Unión Demócrata Cristiana de Josep Antonio Duran Lleida.

Tengo la confianza de que el país, que se está enderezando económicamente por momentos y que ha crecido porcentualmente incluso en Canarias más que en el resto del territorio y que su prima de riesgo es inferior incluso a la de los Estados Unidos de América, salga de una vez a partir del reinado de Felipe VI del bajo paroxismo dialéctico-político y del confusionismo de sus "politicastros", no de los verdaderos hombres de Estado y gestores eficaces y pundonorosos de la cosa pública.

Enlaces recomendados: Premios Cine