Zigurat

Reflexionar y actuar

07.06.2014 | 02:00

La resaca electoral al Parlamento Europeo (751 diputados en la nueva Eurocámara), sigue padeciéndose en el PP y PSOE. Se mantiene que ha propiciado la abdicación de Juan Carlos I, referente de una institución tan privilegiada como anacrónica. Pero la Casa Real llevaba meses estudiando la estrategia a tomar por el monarca. Éste lo decidió el pasado 5 de enero, comunicándoselo a Rajoy y Rubalcaba el 31 de marzo y el 3 de abril, respectivamente. Si han influido las euroelecciones, ascendiendo La Izquierda Plural y Podemos –6 y 5 eurodiputados, respectivamente–, entonces debe motivar convenientes meditaciones.

Justificada entonces la reacción de ciudadanos opuestos a una inadmisible condición: ser tratados como súbditos; de ahí la indignación, exigiendo un idóneo referéndum: República o monarquía. Por primera vez el desaconsejable bipartidismo queda en manifiesto orsay. Los adversarios mutuos (PSOE-PP) demuestran su reiterada complicidad, ahora bajo la coartada del consenso constitucional. ¿Se abre, pues, un tiempo de espera para reflexionar y actuar? Cabe reflexionar acerca de una circunstancial Constitución y la deplorable Ley Electoral, distanciadas ambas de la realidad, y actuar para cambiarlas pacífica pero firmemente. Obcecados, dos baluartes: PP y PSOE. Uno, extremadamente reaccionario, y escorado el segundo al mullido centrismo y parte de su dirección oficial teniendo bien secas sus "hondas raíces republicanas". Mientras, los 6 y 5 eurodiputados de La Izquierda Plural y Podemos, frente a los 14 y 16 del PSOE y el PP. De tratarse de unas elecciones en el Estado español los resultados hubieran sido muy diferentes de existir otra Ley Electoral, ésta favorece al PP-PSOE. Se necesita cambiar de rumbo. Así, queriendo La Izquierda Plural un proceso unitario con Podemos, deberá despojarse de sus pequeñas cuotas paternalistas, evitando iluminados que ciegan y hasta logran electrocutar el futuro. Aconsejable la pluralidad, en el sentido más genuino. Por otra, en las candidaturas de La Izquierda Plural predominan los aparatichikis, faltando personas independientes que no militan como quizá tampoco militarán en otros partidos políticos. También contar con personas estrechamente vinculadas a la cultura y el deporte.

La resaca electoral y la meditada abdicación del Rey, exigen a La Izquierda Plural, Podemos y otras formaciones, perseverar en un reto a superar: obtener una imprescindible unidad. Vital es el compartirlo, pero evitando tics hegemónicos, lograr la horizontalidad, y eludir tentaciones verticalistas. Existe ahora una realidad social sustantivamente diferente que requiere apostar por convergencias igualitarias y necesarios consensos. De ahí la cualitativa importancia de coincidir en un frente amplio avanzado, requiriendo a determinadas organizaciones el saber recordar la genial previsión elaborada por Rosa Luxemburgo, y contemplada en el capítulo 9 de su aconsejable libro Reforma o revolución, texto a considerar por su gran evidencia histórica.

Enlaces recomendados: Premios Cine