Tribuna abierta

La abdicación del Rey: el final de una época

07.06.2014 | 01:02

Para don Juan Carlos I "vivir como un rey" ha significado sacrificio y dedicación en un grado tal que ha dotado a la monarquía de una legitimidad impensable en 1931, en 1939 e incluso en 1975" , afirmaba el historiador Paul Preston en su conocida obra Juan Carlos. El Rey de un pueblo. A través de la abdicación del Rey, hemos asistido al final de una etapa donde la institución monárquica tuvo un papel trascendental en la peculiar Transición Española, así como en la defensa de las libertades de todos en momentos tan tensos como el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, reinando don Juan Carlos I a lo largo de 39 años, en los que tuvo ante sí, seis presidentes de Gobierno, sin intervenir en las decisiones políticas y dotando de estabilidad y continuidad al sistema. Ha sido además un firme defensor de los intereses de España fuera de nuestras fronteras, convirtiéndose en el mejor embajador. Encabezó uno de los periodos de mayor transformación económica del país, alcanzando un desarrollo sin precedentes en nuestra historia moderna.

Contrariamente a lo publicado por la prestigiosa periodista Pilar Urbano en su obra La Reina muy de cerca, al recoger ésta las palabras de la Reina cuando afirmaba que: "El Rey no abdicará jamás, hasta que la muerte lo licencie. Y el heredero, el "vicerrey", ha de disponerse a ser por muchos años un Príncipe a la espera", nos encontramos ante un Rey que ha puesto punto y final a su reinado con la abdicación, un gesto único realizado de forma voluntaria por parte de un Borbón. Él mismo ha sido consciente de dar paso a un Príncipe que se ha preparado a lo largo de muchos años para suceder a su padre en tal difícil tarea. El futuro Rey Felipe VI llegará a la jefatura del Estado con un grado de preparación muy poco común entre los herederos a la Corona, heredando una España marcada por la crisis económica, el desafío catalán y vasco, entre otros asuntos. Son muchos los que afirman que la preparación del futuro Rey constituye una garantía de futuro para la Corona española.

Denominado por el postfranquismo como "El breve", el reinado de don Juan Carlos I duró prácticamente cuarenta años. Un periodo en el que nos devolvió la libertad, garantizó el cambio de régimen e hizo que el pueblo español prosperase en democracia y unidad. A Felipe VI le tocará luchar por la Corona, fortalecer la misma y lograr así, una democracia más fuerte a través de su servicio a España.

Enlaces recomendados: Premios Cine