tribuna abierta

Hacienda ataca de nuevo

05.06.2014 | 02:00

He leído en un medio nacional y reproducido por los periódicos locales, que hay una proyecto de Decreto, que todavía no ha entrado en vigor, por virtud del cual el Ministro de Hacienda Sr. Montoro y el Cuerpo de funcionarios Inspectores de Hacienda, y no sé si subinspectores, para tratar de solventar el grave tema de la economía sumergida van a adoptar una serie de medidas, a nuestro juicio ilegales y en contra de la propia Constitución, el derecho a la intimidad personal y a la defensa del consumidor.

Se estima grosso modo que en España existe un 25% de economía sumergida, es decir de empresas o emprendedores que no cotizan, no pagan a la Seguridad Social, ni emiten facturas legales con IVA, y que esto está produciendo una sangría en las arcas y una competencia desleal contra los que cumplen, y desde luego, aunque no estoy a favor de ello, yo me atrevo a afirmar que es un mal, pero un mal menor sí se sabe combatir con los medios legales por la Inspección tributaria, y ese resto de familias que se estiman en unos tres millones, están viviendo y subsistiendo gracias a la misma.

Pero el problema ético y legal estriba que aparte las prerrogativas que ya tiene la Inspección de Hacienda de que el acto hace fé, salvo prueba en contrario de la parte (en contra del principio constitucional de la presunción de inocencia) se trata ahora en el Proyecto de Decreto de crear una especie de policía paralela que los inspectores acudan a los domicilios y empresas sin identificarse.

Esto es inconcebible en un Estado de Derecho. Pero además y por sí fuera poco esto no ha existido jamás en la Historia española ni en los países de la OCD, incluso pueden los inspectores contratar a terceras personas como "chivatos" que fingiendo amistades o relaciones y alcanzando la confianza del inspeccionado, después lo delatan ante la propia Agencia Tributaria, como testigo personal que además no está cualificado, que percibirán, ¡cómo no!, un sueldo o premio por su benéfica actuación, no desinteresada desde luego.

Esto es a mi juicio, la negación del Estado de Derecho, es la vuelta al Estado policial de los régimen autocráticos más execrables como la Alemania nazi, la Italia fascista y la Rusia soviética del siglo XX.

Se ha hablado y mucho de las alcantarillas del Estado, pero referidas en su momento a la democracia (y el ex Presidente Felipe González así lo reconoció) para la lucha contra una organización criminal y genocida como Eta que sigue viva a pesar de estar durmiente y que ahora los cerebros iluminados de las organizaciones internacionales estiman que sus actos terroríficos, sus masacres, sus deportaciones, sus llamados impuestos revolucionarios y sus zulos y secuestros, etc. durante sesenta años constituyen claramente un crimen de lesa humanidad o de genocidio debiéndosele aplicar la integridad de las penas conforme a la legislación internacional y ser juzgado por juzgadores internacionales por delitos que jamás prescriben. Pues ésta viene a ser otra alcantarilla extraña que ha sugerido el Gobierno actual del Partido Popular para aumentar los ingresos del Estado de una forma totalmente, a mi modo de ver, abusiva, alegal e injusta que no creo que llegue a tener cuerpo legal.

Enlaces recomendados: Premios Cine