en corto

Las razones más seguras

02.06.2014 | 23:49

Suele decirse que unos votan con el corazón y otros con la cartera, o sea, unos pensando en cómo querrían que fueran las cosas, y otros mirando al propio bolsillo para que no se aligere. Sin embargo hay un tercer modo de votar, que es el de mirar a los votantes de cada candidatura.

Un amigo mío dice que él vota a un partido por quienes votan a ese partido, es decir, por identificación sociológica, ideológica o emocional con su gente (no con la sigla).

Alguien podría pensar que esto es demasiado cómodo, pero tiene la ventaja de que le libra a uno tanto de votar quimeras como de votar por puro interés. El problema está en que no se sabe con certeza quién vota a quién, pero si uno mira el voto por barrios o distritos de cada convocatoria ya tendrá muy claro quiénes son los compañeros de viaje en cada asiento. Luego sólo tiene que dejarse llevar por las afinidades electivas, que no engañan.

Enlaces recomendados: Premios Cine