fin de siglo

Corsés y aparatos

02.06.2014 | 23:49

Dicen que el Papa Francisco no pondría objeciones a que los curas se casaran. Pero está la Curia, con mayúscula. La Curia, si lo hemos entendido bien, es una especie de corsé que le colocan al Sumo Pontífice tras la elección para que se mueva con dificultades. Todas las informaciones que nos llegan de Francisco tienen que ver con esta lucha entre lo que le gustaría hacer y lo que le dejan hacer. Ello convierte a la Iglesia en algo hacia lo que miramos en vez de ser ella la que nos mire. Se entenderá mejor si pensamos en el PSOE, que, en vez de asomarse afuera, se asoma adentro. Ha hecho de sí mismo un espectáculo. Pero no le pagamos para que haga teatro, sino para nos resuelva los problemas. Significa que las instituciones han entrado en crisis justo cuando más falta nos hacen.

Mientras la Iglesia y el PSOE intentan renovarse en contra de la voluntad de sus propios aparatos, el Rey abdica o dimite, ahora no caigo, y el ciudadano asiste perplejo a la pasividad de Rajoy, convencido de que su gobierno lo está haciendo muy bien y que no hay nada que cambiar. Ni siquiera a Ana Mato, después de las revelaciones últimas acerca de los favores que venía recibiendo de la Gürtel. El PP da mucho espectáculo también. Si no hubiera sido por Cañete, la campaña para elecciones Europeas habría languidecido más, si cabe, de lo que languideció. Pero nosotros, usted y yo, cuando queremos espectáculo vamos al teatro o al fútbol, que además nos sale más barato que el Constitucional, a uno de cuyos miembros han pillado borracho, en moto, saltándose los semáforos. Y sin casco.

Me gustan las instituciones. El mundo ha cambiado gracias a ellas. "Un hombre solo, una mujer, así contados de uno en uno, son como polvo, no son nada" (José Agustín Goytisolo, cantado por Paco Ibáñez). No son nada, decíamos, un hombre solo, una mujer, así contados de uno en uno. Carecen capacidad para abolir el celibato, o para que el PSOE resucite, o para que el PP deje de negociar con el corsé de la Gürtel. Son las instituciones las que hacen avanzar o retroceder la realidad. Pero las instituciones están desesinstitucionalizadas, ¿quién las institucionalizará? El institucionalizador que las institucionalice buen institucionalizador será.

Enlaces recomendados: Premios Cine