tribuna abierta

Representar al ciudadano

26.08.2013 | 02:00

No tengo el gusto –como suele decirse– de conocer a la señora Teresa Gómez-Limón, diputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid.

Pero me ha gustado en cambio su reprobación de las declaraciones del portavoz parlamentario de su partido en torno al mortífero accidente del tren de alta velocidad en su llegada alocada a Santiago.

La diputada del PP madrileño afeó por carta a su correligionario nacional el que hubiera defendido a los presidentes de las dos empresas de las que dependen los trenes y las infraestructuras ferroviarias de este país al liberarlos de toda responsabilidad en lo ocurrido.

Gómez-Limón reprochaba a aquél en su carta el que hubiese "pasado de ser un representante de los ciudadanos" a convertirse en uno de "los intereses de Adif y Renfe". Y concluía con esta directísima pulla: "Espero que, cuando llegue el momento, les pidas a ellos el voto".

La señora Gómez-Limón es, como se sabe, una de las personas heridas en el accidente, que de momento ha dejado 79 muertos, y quiero creer que la indignación mostrada para con su correligionario no se debe a esa circunstancia personal, sino a la sensación de insensibilidad hacia el sufrimiento de las víctimas y sus familiares que parecía desprenderse de las frías palabras del portavoz del PP.

Quiero creerlo porque constituiría una saludabilísima novedad en la actitud de un político, en este caso una política, que no duda en criticar a un responsable de su propio partido en lugar de asumir una actitud de defensa acrítica de sus posiciones.

Representar de verdad a los ciudadanos: tal es la asignatura pendiente de nuestros políticos, más preocupados en todo momento de no disgustar a quien los colocó en un buen lugar de la lista electoral.

Tarea tanto más urgente por cuanto éste es un país en el que nadie parece asumir sus propias responsabilidades y sólo se ocupa de culpar al contrario o a quien ya no puede defenderse.

Listas cerradas y férrea disciplina de voto son dos graves rémoras para el funcionamiento de nuestra democracia. Uno nunca se cansará de insistir en ello.

Enlaces recomendados: Premios Cine