en corto

Chelsea

26.08.2013 | 02:00

El soldado Manning lleva camino de convertirse en un héroe de nuestro tiempo real, la antimateria perfecta de un superhéroe. Tras haber puesto en crisis al núcleo del sistema (el complejo informático-militar), y declararse transexual sin quitarse el uniforme, ahora, ya condenado, demanda ser sometido a una operación de cambio de sexo, y que se le llame Chelsea. No conozco la legalidad al respecto en USA, pero si al final el soldado lograra su propósito haría temblar otro de los pilares (el complejo bélico-machista). La honda del pequeño David dejó tuerto con la primera pedrada al Gran Hermano Goliat, y con la segunda golpea al gigante en los genitales. O, si se prefiere, tras clavar una estaca ardiendo en el ojo de Polifemo, ahora, a mayor escarnio, quiere burlarlo colgado del vientre de un carnero. Lo que salva la moral del sistema capitalista es que además Chelsea hará negocio.

Enlaces recomendados: Premios Cine