editorial

Datos para la esperanza

25.08.2013 | 02:00

Estoy cansado del pesimismo, de esos mensajes sobre que todo se hunde. Hay que lanzar propuestas en positivo y decir no al pesimismo aniquilador. El pesimismo es el lujo de los ricos y el optimismo es la necesidad de los pobres, su esperanza". Son palabras de Elías Díaz Guerra, catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid que la opinión de tenerife publicaba en su edición del pasado domingo y que hace suyas, a pesar de que hablar de brotes verdes en estas Islas castigadas durante décadas es ciertamente bastante más complicado que en el resto del país.

Con ese fin y como suma a la inyección de optimismo que lanzaba hace unos días el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, que anunció que a finales de año el Archipiélago dará la espalda a la recesión, para empezar a crecer en 2014, valgan ahora dos datos frescos que amparan tan atrevida tesis: en primer lugar, las exportaciones canarias están dando un fuerte impulso a la economía de las Islas y, en especial, los productos y servicios que, desde el Archipiélago, van dirigidos al continente africano. En los seis primeros meses del año, las exportaciones isleñas aumentaron un 11,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En España el comercio exterior creció un 8% y sigue arrojando resultados positivos en pos de la salida de la recesión. En segundo, Canarias recibe en julio 22.184 visitantes más que el idéntico periodo del pasado año gracias al incremento de turistas británicos y nórdicos.

Son solo datos, y seguro que no mitigan los males de miles de familias isleñas que sobreviven a diario con una paga de 400 euros o sin percepción económica alguna o de aquellos que lo han perdido todo y deambulan por las calles en busca de un futuro con escasas oportunidades. Pero son cifras positivas que contrarrestan otras muy recientes que auguraban malos tiempos para las Islas.

Los datos de visitantes tienen su lógica por las revueltas en Egipto y la inestabilidad en países con enorme potencial turístico, pero no así el incremento de la exportaciones, que revelan que aunque el mayor volumen de negocio se sigue realizando con Europa –con ventas cifradas en 680,7 millones, un 2,2% más que en 2012– las exportaciones a África reciben un fuerte impulso, con un 44,7% de aumento (159,8 millones de euros).

¿Cuál es la causa? Según los analistas, el suministro de buques ha disparado las exportaciones de las Islas no sólo al continente africano sino a países de Europa y América del Norte. Del total de los 1.354 millones de euros exportados, 750 millones corresponden a mercancías relacionadas con este sector. Las numerosas plataformas petrolíferas que han recalado en los puertos canarios y la creciente actividad portuaria como punto sur de Europa y base logística entre África y América vienen a explicar el aumento de exportaciones navales en un 89,7% con respecto al mismo periodo del año pasado. Al fin las Islas se erigen en plataforma tricontinental, que es el sueño hasta ahora incumplido.

No obstante, falta mucho por hacer, faltan importantes estructuras por aderezar y hay que huir del optimismo desmesurado. El paro sigue arrojando cifras desorbitadas y los trabajadores isleños, la mitad exactamente, no cobra ni mil euros al mes. Inyectemos optimismo, pero con los pies en el suelo, no vaya a ser que se esfume la esperanza, que es la necesidad de los pobres.

Enlaces recomendados: Premios Cine