billete de vuelta

Queremos creer

23.08.2013 | 02:00

La vida es el don más preciado y en ocasiones el bien tratado con mayor desprecio. Las masacres de las que dan cuenta los noticieros en distintas regiones del planeta ponen de manifiesto, un día más, que el hombre es lobo y que el rebaño nunca está seguro, a ninguna hora, en ningún lugar. El asesinato es un acto vil, pero conmueven a nuestra piedad los casos, cada vez más frecuentes, de octogenarios que siegan la vida de sus parejas, gravemente enfermas, y después acaban con la propia. Queremos creer que esas puñaladas esconden un acto supremo de amor, un deseo inaudito de evitar sufrimiento extremo al ser querido. El castigo es la muerte propia, la autodestrucción. Si se amaban irán de la mano allá donde la tierra se hace leve.

Enlaces recomendados: Premios Cine