la canción de cada día

´Santa Mariana´, de Pérez-Leguizamón

22.08.2013 | 02:00

Se ha estrenado con enorme éxito en Argentina un documental sobre Mercedes Sosa, a los cuatro años de su fallecimiento. Por iniciativa de su hijo Fabián Matus, el realizador Rodrigo Vila ha rodado un largo documental que lleva el título de Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica, cuyo estreno en España está previsto para el próximo otoño. Ya en 2009 el mismo cineasta había filmado un corto titulado Mercedes Sosa cantora. Un viaje íntimo, como ilustración y complemento publicitario de su doble disco póstumo, premiado con toda justicia en los grammy latinos de Las Vegas.

Durante sus años de exilio por España y Francia (1978-1982), tuvimos oportunidad de conocer a Mercedes aquí en Tenerife, donde ofreció varios recitales junto con otros compañeros argentinos que habían abandonado su país tras la instauración de la dictadura militar del general Videla. Así, en el desaparecido cine Tenerife, la recordamos junto a César Isella y otros cantores amigos que, días más tarde, repitieron el recital en el teatro Leal lagunero con extraordinario éxito.

En el concierto del Leal estuvo acompañada por un excelente guitarrista de apellido Espinosa. Según me dijo en el camerino, su padre era de procedencia canaria (de la isla de El Hierro, concretamente), de donde emprendió la aventura migratoria hasta alcanzar tierras uruguayas. Mercedes nos ofreció un repertorio claramente reivindicativo en el que no faltaron piezas como Te recuerdo Amanda, en honor a Víctor Jara, y el inevitable Gracias a la vida, de Violeta Parra. Un entusiasta público joven la aplaudió sin desmayo, mientras la cantora tocaba su bombo y desgranaba con su portentosa voz decenas de canciones pertenecientes al repertorio de su querida Latinoamérica, por aquellos años cercada y atormentada por inhumanos regímenes dictatoriales.

Años después, en los comienzos de la década de los noventa, volvió Mercedes a La Laguna para cantar en solitario en el escenario sabandeño de la Plaza del Cristo, donde concertamos una posible colaboración para nuestro próximo disco, dedicado íntegramente a 19 nombres de mujer. La canción que elegimos para ella era una zamba del "Cuchi" Leguizamón, con versos de su amigo Peresito, como él lo llamaba cariñosamente.

Al fin pudimos ver cumplido un viejo sueño. Grabamos con Mercedes Sosa la famosa Santa Mariana, que había popularizado el Dúo Salteño. Ocurrió en Buenos Aires en los estudios Ion, con los técnicos Jorge Portugués da Silva y Héctor Castañeda, bajo la supervisión de Carlos Más por parte de Manzana. Recordemos sus versos:

"Igual que el agua cantando... / Durazno prisco del valle, / Santa Mariana, / por los bañados te busca / temblando el alba. / Y su rocío te llora, / Santa Mariana, / para que tú lo recojas / entre las faldas. / Recuerdo mi Catamarca, / un sauce allá en Ampajango, / y el agua de las acequias / entre los juncos cantando. / De tanto mirar el cielo, / Santa Mariana, / cruzan lentas por tus ojos / nubes lejanas. / Con ellas te me vas yendo, / Santa Mariana, / ciego se ha quedado el cielo / sin tu mirada".

La canción forma parte del CD citado con el título de 19 nombres de mujer (Manzana, SNICD 138, Tenerife 1998), en el que también figuran María Creuza (Brasil), Mayelín y Manolito Simonet (Cuba) y Pedro Guerra (Canarias). Llegó a finalista de los Premios de la Música de aquel año, y obtuvo por sus ventas los discos dobles de oro y platino por parte de la SGAE.

Enlaces recomendados: Premios Cine