tribuna abierta

Verdades sobre el Hospital del Sur de Tenerife

18.08.2013 | 02:00

Siempre hemos sostenido que necesitamos política sanitaria, pero no aprobamos que se haga política con la sanidad. Lamentablemente, esta premisa no la siguen ciertos políticos de CC que, asentados en instituciones respetables como el Cabildo insular de Tenerife, pretenden jugar con nuestros intereses en un asunto de tanta trascendencia.

Los problemas del ciudadano no conocen de vacaciones, pero llama la atención que, de entrada, el pleno de la corporación se reuniera un 14 de agosto para acordar la cesión del Complejo Sociosanitario del Sur de Tenerife al Gobierno de Canarias, con una adenda al convenio en vigor, llevando a debate un texto incompleto, y sin el visto bueno de Intervención del Cabildo.

Un sector de CC vuelve a intentar hacer política con la Sanidad de Tenerife, y mucho nos tememos que quieran inaugurar falsamente el Hospital del Sur coincidiendo con las próximas elecciones municipales y autonómicas. Y lo peor, valiéndose de descalificaciones personales.

El desmantelamiento del Centro de Atención Especializada (CAE) de El Mojón, Arona, y su traslado a lo que aún es el cascarón del Hospital del Sur es lo mismo que propusieron pasando el CAE de Puerto de la Cruz a Icod de Los Vinos, pretendiendo hacer ver que es un hospital aquello que no tiene ni servicio de urgencias.

Forma parte de una labor de propaganda a costa de las preocupaciones del tinerfeño, queriendo hacer méritos no sabemos ante quién, y arengándose entre ellos mismos. Patético. Nuestra isla no quiere más inauguraciones en falso, y los sanitarios y pacientes menos.

Debemos recordar que en 2008 se aprobó un plan funcional para los hospitales del norte y del sur de Tenerife, dentro de un convenio entre el Cabildo y el Gobierno de Canarias, con la presencia de Paulino Rivero, José Manuel Soria y Mercedes Roldós, por un lado, y Ricardo Melchior, Cristina Valido y quien suscribe estas líneas, por otro.

Se dotó a ambos proyectos de cartera de servicios propia de hospitales de nivel comarcal, con paritorios, radiología y urgencias, y sobre todo, se previó ficha financiera. Casi 63 millones de euros que CC ha dejado en el olvido.

Ahí están las hemerotecas para recordárselo a quienes, como la hoy portavoz nacionalista en el Cabildo de Tenerife, quieren olvidarlo de forma abyecta y comprometiendo su palabra a cambio de no sabemos qué.

Peor aún. Ya sin el Partido Popular en el Gobierno de Canarias, en 2012, CC solo presupuestó 11 millones de euros. Apenas gastó 2 millones, escudándose en la crisis.
Los presupuestos del 2013 prevén 1,5 millones para el Hospital del Sur y 500.000 para el del Norte. Ahora, CC tendrá que explicar de dónde va a sacar los 6,5 millones que Paulino Rivero ha prometido a los alcaldes. No sabemos si van a prescindir de la policía autonómica, la TVCanaria, las embajadas en el exterior, o de todo su dispendio en propaganda.

Cualquier excusa es buena para seguir incumpliendo la palabra dada. Y lo más triste, echando la culpa al vecino, en este caso al Partido Popular, que siempre ha actuado de la mano de la plataforma ciudadana pro Hospital del Sur.

Y ahora, encima, CC en el Cabildo de Tenerife brinda su aplauso a Rivero, cuando el presidente de la corporación llegó a amenazar el año pasado con vetar el presupuesto si no se habilitaba una partida de 16,7 millones para concluir el Hospital del Sur. Ahora dicen que no es conveniente que repita el Sr. Rivero. ¿En qué quedamos?

La sanidad pública española atesora una altísima calidad, por mucho que algunos quieran desprestigiarla. En el Partido Popular lo tenemos claro: un hospital no puede inaugurarse sin haber sido concluido, pero algunos ya están preparando las Elecciones de 2015 con una nueva apertura en falso y calendario de visitas con foto a las obras.

Nosotros, desde luego, seguiremos buscando grandes consensos como hemos hecho siempre en materias tan importantes para Canarias.
Allá los demás con su conciencia.

Enlaces recomendados: Premios Cine