tribuna abierta

¿Por qué no intentarlo?

17.08.2013 | 02:00

El conflicto árabe-israelí es el más largo, prolongado y difícil de resolver de la política internacional en los siglos XX y XXI.

Dentro del conflicto de Oriente Medio no cabe duda que el que tiene más difícil resolución es el Palestino-Israelí. Si me preguntaran –escribe el periodista Fareed Zakaria– cuál es el conflicto internacional que con casi total seguridad seguirá enquistado en los próximos años, respondería el de los Israelíes y Palestinos.

Es un conflicto con idas y venidas, con actos de agresión, actos terroristas, intentos –débiles– de pacificación, negociación propiciada/encabezada por EEUU, períodos de paz –igualmente débiles– y nueva conflictividad.

Desde luego, incluso en las partes en conflicto hay divisiones. Así, Hamás controla Gaza, y hay partidos políticos, y líderes israelíes como Naftali Bennett que se oponen tajantemente a la solución de dos Estados: es decir, al reconocimiento internacional del Estado palestino.
Sin embargo, ¿por qué no intentar la paz? ¿por qué no emplear todos los esfuerzos en ello? Una vez más, EEUU en esta ocasión a través de su ministro de Asuntos Exteriores John Kerry ha sentado en una misma mesa a negociar a palestinos e israelíes. Anteriormente, por sólo citar los últimos veinte años, se produjeron los acuerdos de Oslo con el apretón de manos entre Yitzhak Rabin y Yasser Arafat. En 2000, en Camp David, el "anfitrión" fue Bill Clinton y los protagonistas, Arafat y Ehud Barak. En 2002, George Bush estableció una hoja de ruta que culminaría con el Estado Palestino.

Lo que está claro es que no hay una postura común en ninguno de los dos bandos. En el lado israelí, su Primer Ministro Benjamin Netanyahu se ha escorado demasiado a la derecha, e intenta "centrarse". En el lado palestino, Fatah quiere gobernar Gaza.

Recuerdo estar hablando del conflicto árabe-israelí cuando, siendo muy joven, estaba estudiando en Inglaterra, y compartía habitación con otro joven de uno de los dos bandos en conflicto en el Colegio Mayor. Tras numerosas horas e intentos de apaciguar los ánimos, comprobé que existe un verdadero odio entre unos y otros. Pero... siempre he pensado: ¿no hubo un odio aún mayor entre alemanes y franceses/ingleses en la I y II Guerra Mundial? Y, actualmente todos están integrados en la Unión Europea.

Por otro lado, el panorama internacional, y, en concreto, el de Oriente Medio está enquistado con la problemática de Egipto y la guerra civil siria, con los rusos y los estadounidenses apoyando distintos bandos.

¿Es buen momento, ahora, para intentar la Paz? Creo que Siempre es un buen momento.

Desde luego, las posturas, eso sí, son prácticamente opuestas. Palestina quiere recuperar todo su territorio. Ante afirmaciones como las que se suelen oír referidas a que ya han recuperado buena parte del mismo, la contestación no puede dejar de ser más clara: "es como si te robaran tu vivienda, afirman, y luego te entregaran sólo dos habitaciones, y con eso quisieran callarte".

Los israelíes mantienen su decisión de contar con un territorio suficiente para toda su población, y esgrimen que están rodeados por todas partes de enemigos.

¿Difícil acuerdo? Por supuesto. ¿Imposible? Quizás hoy sí.

Pero, ¿por qué no intentarlo?

Enlaces recomendados: Premios Cine