billete de vuelta

La presión del barómetro

15.08.2013 | 02:00

El barómetro del CIS mete presión a los partidos mayoritarios y sitúa a Rajoy y a Rubalcaba en el furgón de cola de la caravana política. Ambos dirigentes quedan lejos del aprobado ciudadano. El uno porque más que un líder robusto parece un fedatario público sin otro ánimo que pegar pólizas, que además deja la sensación de que miente. El otro porque se empecina en un liderazgo que no le aguanta la retorcida osamenta, como si su columna vertebral cargara con el peso de un saco de pedernales. Del sálvese quien pueda ya no se salva nadie. La estadística sociológica revela que, tras el paro desbocado, la cabalgada de la corrupción se sitúa como la principal preocupación de los españoles. Crear empleo y sanear las cloacas de la vida pública, he ahí la petición urgente de la ciudadanía.

Enlaces recomendados: Premios Cine