notas al margen

El error

13.08.2013 | 02:00

Hay errores fatales, fallos que desencadenan una tragedia, pero también existen errores positivos. La sabiduría popular decía que "de los errores se aprende" y es justo eso lo que los neurocientíficos detectan en nuestro cerebro. Sin embargo, la sociedad tiende a considerar el error como algo vergonzoso, terrible e inadmisible. Aunque nuestra necesidad de seguridad nos lleva a creer que todo debe estar controlado, lo cierto es que lo está menos de lo que pensamos. Muchas ideas "fijas" son en realidad hipótesis, cambian con el tiempo, mejoran y se enriquecen. Pero hemos perdido esa perspectiva de considerar la existencia del "buen error". Nuestros alumnos, en nuestras escuelas, son máquinas que deben cumplir objetivos de los programas, resolver con acierto cuestiones. Así se llega a una enseñanza vacía e inútil de conceptos transmitidos por inercia que producen desencanto en los estudiantes. Aprender conlleva equivocarse, y de la equivocación se aprende. Pero para eso es necesaria una actitud distinta hacia el error, como algo inherente al ser humano que también le hace crecer.

Enlaces recomendados: Premios Cine