tribuna abierta

Siempre 12 de agosto

12.08.2013 | 02:00

Desde que en 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) declarara el 12 de agosto Día Internacional de la Juventud comprobamos como diferentes administraciones públicas, colectivos, asociaciones y jóvenes en general organizan actos y actividades para celebrar este día tan especial. Es cierto, el 12 de agosto es una fecha que muchas veces sirve para recordarnos, con más fuerza si cabe, que la juventud además de ser un bien preciado, se tiene que convertir en el motor que impulse nuestra economía y mejore la sociedad en la que vivimos.

Pero, ¿y por qué celebrar el Día Internacional de la Juventud un solo día al año y no todos y cada uno de los días?
No digo nada nuevo si reitero que contamos con la generación mejor formada de la historia, ni tampoco que nos estamos enfrentando a una situación de enorme incertidumbre. Vivimos inmersos en una crisis económica, pero también contamos con una enorme riqueza, aunque no nos demos cuenta a primera vista. Los conocimientos, la creatividad, el talento, la movilidad, la solidaridad o el trabajo en equipo, por ejemplo, son aptitudes y actitudes con la que cuentan nuestros jóvenes. Y toda esta inmensa riqueza no la vamos a desaprovechar.

Desde las administraciones públicas tenemos que poner todas las herramientas y recursos necesarios para canalizar todo el talento con el que cuentan nuestros jóvenes. Y ante todo, tenemos que motivarles, conseguir que huyan del desánimo. Dificultades existen, pero de nada sirve bajar los brazos y caer en la apatía. Fruto de ese convencimiento, desde la Dirección General de Relaciones Institucionales, Participación Ciudadana y Juventud hemos puesto en marcha una serie de cursos y programas destinados a mejorar tanto la situación laboral de nuestros jóvenes, como el fomento de habilidades sociales, idiomáticas, informáticas y de valores. Por ejemplo, el programa Comienza, cuyo periodo de inscripción permanece abierto, y en el que prevemos que cerca de 1.500 jóvenes de nuestro Archipiélago se formarán en cinco competencias claves para mejorar sus posibilidades de acceso al mercado laboral. Y toda está formación estará reconocida y acreditada por la Universidad de La Laguna.

Durante este verano se están desarrollando cinco campos de trabajo en Canarias. A pesar de los reparos que puedan suscitar las palabras campos de trabajo no tiene nada que ver con los trabajos forzados por mala conducta, sino que participan de forma voluntaria jóvenes de todas partes de España y de Europa para ayudar a conservar el patrimonio histórico, cultural o paisajístico de nuestra tierra. Y además, también estos jóvenes realizan excursiones, visitas a diferentes municipios, talleres y charlas culturales para que descubran que contamos con algo más que sol y playa.

Para facilitar la conectividad, fomentar el ocio, el deporte o la cultura los jóvenes tienen a su disposición el carnet joven. Con esta herramienta, se obtienen importantes servicios y descuentos para viajar y acceder a los bienes culturales y sociales no solo de nuestro Archipiélago, sino que es aceptado en más de 40 países.

Una buena forma de aprender idiomas es trabajar o desplazarse al extranjero, y si encima te damos todas las facilidades posibles y te organizamos todo el viaje, mucho mejor. Esto es lo que ofrece nuestro programa de Movilidad Lingüística Juvenil (Juvex), y en que nuestros jóvenes pueden optar a servicios tales como cursos de idiomas en el extranjero, hacer el interrail, hospedarse en albergues juveniles e incluso trabajar. Te invito a visitar www.juventudcanaria.com, en ella podrás encontrar información sobre este programa y muchos más.
Tenemos que mantener la motivación y la ilusión de nuestros jóvenes durante todo el año, y no solo en un día en concreto. Es una carrera de fondo, no un sprint.

Enlaces recomendados: Premios Cine