sol y sombra

El futuro de un periódico

11.08.2013 | 02:00

Nos hemos acostumbrado a leer informaciones nada tranquilizantes sobre periódicos. Los periódicos han pasado lamentablemente, como ocurre con casi todo, a convertirse en actualidad sujeta a la crisis: crisis económica, tecnológica y de lectura. Para evitar mirarnos el ombligo, crecimos fortificados en el adagio de que el periodista nunca es noticia, y ahora resulta que sí lo son algunas cabeceras.
Por ejemplo, resulta inquietante la venta del Washington Post, uno de los grandes diarios influyentes del planeta que ha contribuido a hacer del periodismo libre la columna vertebral de la democracia. Puede que recuerden, y si no alguien se lo estará recordando ahora, aquel gran titular de portada de la renuncia tras el "caso Watergate": "Nixon resings", con la foto de "Dirty Dick", el presidente que había mentido, abrazado a su esposa, nos hizo mucho mejores. Un grupo de periodistas y una editora valiente y comprometida con la verdad, Katharine Graham, forzaron la voladura de un político que después de espiar al adversario conspiró para ocultarlo y encubrir también los sobornos electorales que iban saliendo a la luz. Ahora se cumplen 39 años.

La exclusiva del Watergate y su seguimiento llevó a que el Washington Post doblase sus 450.000 ejemplares. Después, la crisis económica y del papel trajo como consecuencia que las cifras de circulación diarias volvieran a sus orígenes y una serie de pérdidas en el negocio familiar que se ha mantenido durante ocho décadas. El rotativo, como otras grandes cabeceras de prestigio, luchó por salir a flote en medio de la galerna, amenazado por el descenso de ventas y publicidad, y con pocas esperanzas de que su edición digital, reforzada por la redacción, vislumbrase algo mejor.

El fundador de Amazon, un multimillonario que ha hecho fortuna vendiendo libros y otras cosas por internet, ha comprado el venerable y prestigioso periódico de Washington. No cree en el papel pero sí en la capacidad de las tabletas para adaptarse al formato de un periódico. Ojalá él sepa hacerlo como propietario al estilo independiente y crítico de uno de los diarios de leyenda: el que tumbó a aquel presidente infame.

Enlaces recomendados: Premios Cine