en corto

Autorregulación

09.08.2013 | 02:00

Cabría pensar que al haber menos carga de trabajo la gente se pone al loro para dar mejor servicio y más rápido. Sin embargo, se diría que a menor carga de trabajo se rinde menos. Esto parece claro en las administraciones, que a menor tarea se ralentizan: habiendo menos papel lo mueven más lento, dando rodeos y poniendo trabas (quizá para justificar el puesto). En el campo de las profesiones hay signos de algo parecido, e igual en la prestación de otros bienes y servicios de la economía privada. En materia de impuestos sube la presión fiscal, pero baja la recaudación. A más paro, más desanimados que dejan de buscarlo. En política aumentan los problemas, pero disminuye la imaginación para abordarlos. Los sindicatos, a más crisis menor conflictividad plantean. Incluso, en la calle, a mayor cabreo menor reacción social. ¿Iremos camino de una huelga general de baja intensidad por indolencia?

Enlaces recomendados: Premios Cine