artículos de broma

La mastriquesa

07.08.2013 | 02:00

Un laboratorio de Maastricht (Holanda) ha inventado una hamburguesa de carne cultivada con células madre vacunas. Propongo que se la distinga llamándola mastriquesa. Para la de queso se sugiere mastricheese (inglés) y mastriqueso (español). Como hamburguesa es la más cara de la historia, 289.500 euros, al menos el prototipo. ¿Es fast food o comida rápida? Depende. Para ser hamburguesa es lenta porque el experimento se prolongó durante cinco años, aunque la que se dio a comer hace unos días se formó en tres meses. Tres meses para hacer una hamburguesa es lento si lo pensamos como plato pero si lo pensamos como carne, no: en tres meses no se cría una vaca.

Los contrarios al sacrificio de animales podrán comer carne sin producir dolor a un ser de la naturaleza o una criatura de Dios y, en términos ecológicos, el laboratorio asegura que redujo en un 90% la necesidad de tierra y agua y en un 70% la energía para conseguir esos 140 gramos de carne. No han hablado del pedo de vaca, gran productor de metano, potente gas de efecto invernadero. Argentina, gran productor de carne vacuna, debe el 30% de sus emisiones a cuescos bovinos. Nueva Zelanda, con más del 40%, intentó imponer una flatulence tax (impuesto del pedo). En España es el 6%.

Por encima de todo, la hamburguesa ha sido siempre carne sospechosa, de no ser 100% vacuno, de no ser de lo mejor de la vaca, de no ser de las mejores vacas... La mastriquesa será de carne de células madre de vaca que crean carne de vaca sin vaca lo que la alejaría de sospecha, aunque le ponen colorantes porque, si no, la carne tiene aspecto de calamar (¿y si han inventado hamburguesa de calamar?). A cambio, la limpieza del laboratorio es superior a la de la mejor granja y a la del más higiénico matadero. Propongo como leyenda urbana de la mastriquesa pueda contener trazas genéticas de ratón de laboratorio.

Enlaces recomendados: Premios Cine