fin de siglo

Estabilidad monetaria

06.08.2013 | 02:00

Siempre sospechamos que el FMI era una rara combinación de sabiduría, idiotez y ausencia de principios morales. Nos los decían el olfato y el curriculum de sus tres o cuatro últimos presidentes y presidentas. Gente lista hasta decir basta, a la par que idiotas consumados. Significa que muy listos para unas cosas e idiotas absolutos par otras. Ciegos y sordos a la solidaridad, por ejemplo, pero ejemplares en el manejo de su economía doméstica, de sus contactos personales, de sus cenas con los banqueros. Lo sospechábamos cuando veíamos la crueldad que mostraban con los países pobres y la sumisión con la que se arrastraban frente a los países ricos.

El FMI es un invento cuya misión principal consiste en velar por la estabilidad del sistema monetario internacional. Ahora bien, ¿alguien sabe qué rayos es el sistema monetario internacional? De entrada, tendríamos que averiguar si es un sistema, y parece que sí, en la medida al menos de que responde a un "conjunto de reglas y principios sobre una materia racionalmente entrelazados entre sí" (RAE). No es necesario detenernos en esos principios y esas reglas, de inspiración ultracapitalista. Ya sabemos en qué consiste el capitalismo, por ejemplo, de Rodrigo Rato, lo estamos sufriendo en nuestras carnes y en la de los accionistas de clase media de Caja Madrid, ahora Bankia. Ahora bien, sobre el "sistema monetario internacional" lo único que sabemos es que es un monstruo chupasangre. El sistema monetario internacional es pura economía financiera, puro gansterismo económico, pura extorsión mafiosa. Significa que para mantener ese bicho, que enriquece a los ricos y empobrece a los pobres, hay que llevar a cabo operaciones quirúrgicas que horrorizarían a Jack el destripador. Para asegurar la "estabilidad" de ese sistema hay que condenar al hambre, a la sed y a las enfermedades crónicas a dos tercios del planeta. A eso llaman "estabilidad" los señores y las señoras del FMI: al malestar de muchos en beneficio de unos pocos.

Y bien, el FMI ha decidido actuar ya sobre España. Proponen un "pacto" (en realidad, se trata de una imposición) según el cual se rebajen los salarios y las pensiones, así como el gasto en educación y sanidad. ¿Comprenden ustedes ahora a qué narices llaman estabilidad?

Enlaces recomendados: Premios Cine