Tribuna abierta

Ni Cruz Roja ni Media Luna Roja: evolucionemos

03.08.2013 | 01:06

Sé que parece sólo una cuestión de fondo, pero es que si el fondo no carga la coherencia de un mensaje limpio, el fin se asemeja a un espejismo de diferentes interpretaciones.
Me refiero a la simbología utilizada por ambas entidades, que tiende a confusión al tener asociados símbolos religiosos. El hecho ya ha creado notables polémicas, como fue el caso de Israel, que interpretaba la simbología utilizada como presa del mensaje religioso, aunque el origen del símbolo de Cruz Roja se debe a la bandera Suiza, con colores invertidos, en memoria de sus fundadores y neutralidad. Sin embargo, ello supuso la creación y lucha por el reconocimiento internacional de banderas paralelas como El León y Sol Rojo (Persa) o La Estrella Roja de David, por el que Israel entabló batalla más de 50 años.
Los componentes del Movimiento Internacional original parten de la Conferencia de Ginebra del 27 de Julio de 1929, donde la coordinación entre las diferentes ramas se ha extendido incansablemente, actuando con el reconocimiento de la mayoría de los estados, pero sin dejar de enfrentar problemas políticos, casi siempre por poner en duda su real imparcialidad. En los peores casos se ha señalado siempre la simbología original, por encontrarse inapropiada y de carga religiosa.
En el año 2005, una serie de enmiendas a los Convenios de Ginebra, añade al movimiento internacional a la representación de Israel y su Estrella Roja de David, para dar forma a un ente representativo nuevo donde se recoja toda la simbología anterior junta dentro de un único mensaje visual, dándole forma al Cristal Rojo, que ahora representaría a todos aquellos entes de ayuda conformando una entidad bajo las mismas premisas de actuación y legislación internacional, al tiempo que desvinculada de posibles mensajes religiosos.
Sin embargo, aunque Cruz Roja entró en el acuerdo, aún no he visto una sola bandera o símbolo que haga referencia a aquello. Al parecer, la cordura que afianzaba las ganas y necesidad de coordinación internacional del 2005, tiene menos fuerza que el conservadurismo -por ejemplo- de Cruz Roja Española. Pero claro, hablamos de un Estado donde la condición laica que expone su Constitución se pierde desde la infancia, ahora, por la escuela que impone la derecha gobernante y siempre por la minoría laica que está huérfana de representación política real. Aunque no estaría de más que el ejemplo empezara por cambiar la Cruz Suiza por el Cristal Rojo, por parte de quienes tengan sentimiento de Movimiento Humanitario Internacional.

Enlaces recomendados: Premios Cine