VOTE ESTA NOTICIA
periodismo histórico 

Turismo alemán e inglés (antecedentes)

13.04.2013 | 03:00

Que el turismo tradicional, como nuestra única industria destacada y cuantificada como rentable, adolece en estos momentos de bajas preocupantes (y en La Palma más) no queda otra alternativa que indagar y hacer cábalas del por qué..., siempre con la objetividad necesaria.

En su virtud, y comoquiera que existe aparente contradicción entre el incremento de un vuelo extra de British Airways, desde Gatwick a Tenerife (cinco días por semana) versus la supresión de tres de seis para La Palma (uno de Air Berlín y dos de Cóndor, tradicionales proveedores desde el país germano), la sorpresa se hace mayor para aquéllos que de una u otra forma dependemos de esta actividad; a sumar las declaraciones del Consejero de Turismo del Cabildo de La Palma Julio Cabrera a instancia del Partido Popular, principal responsable del ramo al parecer, el que anunció públicamente la contratación en breve de diversos vuelos desde Europa Occidental e incluso de Polonia para cubrir la oferta existente en la referida isla...

Las causas se achacan siempre a la crisis global galopante que invade nuestra sociedad occidental (unos más que a otros) en torno al Euro, y... claro, como se conocen desplazamientos masivos hacia otras zonas geográficas del planeta, la sorpresa se hace aún mayor para este destino tradicional "como jardín de belleza sin par", a lo que no parece ajeno la diatriba política interna en perjuicio de "los de siempre".
Pero, "siempre" ha existido turismo británico en estas islas en especial durante el siglo XIX, constatado desde mucho antes sobre lo que se han escrito varios libros de autoría precisamente británica en torno a estos desplazamientos (muchos traducidos al castellano), sin descartar otras expediciones medievales de monjes desde el sur de Inglaterra; y no digamos de alemanes que se les considera incluso inherentes a nuestro origen étnico y cultural si nos atenemos a ciertas investigaciones en base a fuentes contrastadas en Historia Universal; toda vez que durante los inicios del siglo V de nuestra Era, uno de los pueblos nórdicos invasores (germanos) en la provincia romana de Hispania (España) se sitúa en la Bética (Andalucía) dominando la zona a pesar de la fuerte resistencia de los pobladores hispano-romanos. Más tarde, a partir del año 428, unos ochenta mil germanos al mando del caudillo Genserico, y en una potente escuadra naval construida al efecto, se trasladan hasta el Norte de África con intención de conquistar la Mauritania romana (próxima a estas Islas).
Siguiendo las teorías del investigador y viajero alemán Franz Maier, durante el siglo XIX, éste considera dicha evidencia expansionista cargada de lógica por otra parte. Sin embargo, el general bizantino Belisario un siglo después logró vencer a los vándalos, y muchos germanos huyeron por el Atlántico en los restos de aquella escuadra ¿hacia dónde? pero otros bordearon por tierra la costa africana hasta el sur frente nuestro Archipiélago con el auxilio de beréberes, que ya resulta significativo.

A partir de aquí surge la teoría defendida por el escritor y viajero también alemán Franz Von Loeher, quien a finales del siglo XIX escribió un libro sobre la presencia de germanos (vándalos) en Canarias en base a la semejanza somática de algunos aborígenes, ojos claros y pelo de color rubio que fue el principal argumento para emparentar estas poblaciones con otras de origen centroeuropeo, a lo que añade presuntas semejanzas lingüísticas (teoría ésta menos probable); si bien nos consta que este libro fue objeto de serios debates en Alemania y fue una creencia muy extendida entre los ambientes científicos del siglo XIX y principios del XX cuya teoría base no es descabellada, porque sino ¿dónde se halla el estrato primigenio de aquellos germanos huidos por varios miles del Norte de África...?
He ahí la cuestión que precisaría una investigación científica más profunda.

Enlaces recomendados: Premios Cine