sólo será un minuto 

Seré breve

28.02.2013 | 03:00

Algo mal debemos hacer los seres humanos cuando películas tan antiguas como Tiempos modernos o Las uvas de la ira siguen teniendo tanta actualidad con su retrato de una sociedad que, en nombre del beneficio brutal de unos pocos, machaca a los más débiles en un engranaje despiadado.

Una cita contra el desaliento: "De tanto en tanto, el que nuestro corazón se rompa es lo que nos permite seguir siendo humanos". Es de Saul Below, uno de esos escritores a los que el paso del tiempo ha convetido en esenciales. Y si no es suficiente, ahí va otra de Borges para protegerse un poco cuando se está a la intemperie: "Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso".

Todos los políticos deberían colocar esta frase en su fondo de escritorio: "La clave de un buen gobierno se basa en la honradez". Cortesía de Thomas Jefferson.

Grandes aportaciones españolas a la sabiduría universal: Mariano Rajoy: "Sí, hombre". María Dolores de Cospedal: "No me consta".
El talento tal vez facilite las cosas, pero sólo la determinación las hace posibles.

El año no ha hecho más que empezar y ya he visto una docena de libros que la faja promocional considera "obra maestra", "novela imprescindible", "un autor imprescindible", "el libro de la década". Qué saturación de pompa, qué exceso de halagos, qué pereza.
El granizo es odioso. Es como si la lluvia te odiara.

Hay gente que se pasa todo el día quejándose de todo para disimular que no hace nada.

Hay miles de películas que ver. Miles de libros. Miles de canciones. Miles de conversaciones pendientes. Miles de viajes cortos esperando. Y alguno largo. La gente que se aburre es muy aburrida. Sobre todo, si es joven y con todo un mundo de experiencias y conocimientos esperando. Esperando. Esperando.

Enlaces recomendados: Premios Cine