PDF
tribuna abierta

El Síndrome de Gauguin

 03:00  

PEDRO JAVIER CASTAÑEDA GARCÍA
PROFESOR DE LA ULL
Qué respiro la nueva exposición de Paul Gauguin en España, al trasladarnos a otros lugares posibles, visual y emocionalmente (lejos del escenario diario, donde una mayoría social y política seguimos desunida, y sin plantarnos, frente a la ceguera mercantilista de la Unión Europea).
El término Síndrome de Gauguin tiene que ver con la decisión que tomó el pintor, de dejar su entorno familiar y marcharse muy lejos. También el síndrome se conoce en el campo académico como Crisis de la mitad de la vida. Se le ha definido como aquellos grandes cambios personales, laborales y/o familiares que toman las personas al llegar a los cuarenta o cincuenta años, tras hacer un balance negativo de su vida, hasta ese momento. En el caso de Gauguin, lo que decidió ese cambio radical fue su grave situación económica.
Algunos ejemplos relacionados los ha aportado el arte cinematográfico: Shirley Valentine (1989), de Lewis Gilbert, fue una de las pioneras en presentar a un ama de casa británica, quemada y desquiciada, pero salvada cuando decide empezar una nueva vida en las islas griegas, lejos de su familia maltratadora. En español tuvimos La pasión turca (1994) de Vicente Aranda, con final poco alentador, pero compensado con los neo-televisivos Españoles en el mundo. Otra película relacionada fue Lundi matin (Lunes por la mañana, 2002) de Otar Iosseliani, donde un operario francés, hastiado de su rutina diaria y de una familia incomunicada, decide escaparse a Venecia sin avisar, tras hacer una visita a su padre anciano y recibir su apoyo moral, y económico.
Sobre la ocurrencia normativo-evolutiva (edad o década) y la definición (cambio radical) de esa Crisis de la mitad de la vida o Síndrome de Gauguin, los científicos sociales nunca se han puesto de acuerdo. Aunque ahora, con las soluciones políticas a esta crisis, centradas en el pasado y presente económico-calvinista (deuda/déficit) y no en el presente y futuro económico-social (crédito/formación/innovación/integración), tal vez habría que plantearse una nueva definición del término: Crisis de toda la vida, ya que no habría etapa evolutiva que no terminase mal, para nosotros y nuestros hijos, de seguir así la UE, sin querer oír ni consultar a tantos sabios/as (J.E. Stiglitz, Martha Nussbaum, R.J. Shiller...).
¿No empezará esta crisis a ser ya un genocidio social y económico para los países mediterráneos, que inventaron la democracia y los derechos humanos, como el del trabajo? ¿No se estarán fracturando de nuevo las dos Europas, que tan bien retrató Luis Racionero en su revelador libro El Mediterráneo y los bárbaros del Norte?
Hasta en los peores momentos de la humanidad, el arte siempre ha sido y será un alivio recomendable. Una necesidad de elevarse y trascender las miserias terrenales, como en la música, o en esos cuadros con el tema de La Transfiguración; los dos de Rafael Sanzio, que podemos ver (presencial y/o virtualmente) en Roma o en Madrid (ahora en París), o el de Ubaldo Bordanova, recién restaurado en la isla de La Palma. Otro ejemplo del triunfo del arte humanista frente a esta economía vampira ha sido la apertura, en Róterdam (gracias a aportaciones económicas ciudadanas), de la exposición de los primitivos flamencos Van Eyck.
Pero los momentos para disfrutar del arte no nos pueden distraer de denunciar el creciente sufrimiento humano, por esta política comunitaria suicida, rehén de economías internacionales usureras. Qué Europa y Bruselas no siga confundiendo los medios (dinero, mercaderes...) con los fines (formación, salud social, personas sabias...).
¿Qué necesitamos para activar ya el coraje solidario, un mega-tsunami, como en la película Lo imposible (2012) de Bayona, que nos despierte, tarde, para ver el alcance del desastre?

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya