PDF
tribuna abierta

Internet nos convierte en ciudadanos de cristal para el poder y las empresas

 03:00  

JOAQUÍN RÁBAGO Hace años, cuando aún estaba muy reciente en la Alemania occidental el recuerdo de los abusos de la Gestapo €y en la otra Alemania, la Stasi continuaba sus prácticas€, los partidos de izquierda advertían ya de la peligrosa tendencia del Estado a la obtención y almacenamiento de todo tipo de datos sobre los ciudadanos. Se acuñó entonces el concepto de "hombre de cristal", es decir que no tenía ya secretos para el poder.
Entonces no existía aún internet, como lo conocemos hoy, ni se habían inventado los teléfonos móviles, avances tecnológicos que, junto a las cámaras de circuito cerrado de TV omnipresentes en los lugares públicos, han facilitado extraordinariamente la labor de unas autoridades obsesionadas, con el pretexto, entre otros, del peligro terrorista, por saberlo absolutamente todo sobre sus ciudadanos.
Ésa sería la cruz del extraordinario invento que es internet. La cara, la versión optimista de la Red, es que permite dar voz a quienes antes no la tenían y facilita la participación de distintos grupos sociales en los debates públicos, sobre todo en un momento en el que los partidos tradicionales parecen cada vez más alejados de las preocupaciones reales de la gente.
Es un instrumento eficaz para ´repolitizar´ a unas masas cada vez más despolitizadas.
Algunos hablan de "democracia líquida", combinación de democracia representativa y democracia directa, que permitiría, al menos idealmente, que el ciudadano no se limitase a dar su voto a un partido una vez cada cuatro años para que sus representantes hicieran luego con él lo que quisieran, sino que facilitaría la formulación de iniciativas, el lanzamiento de debates públicos sin necesidad de los medios de comunicación tradicionales.
Ésa es al menos la teoría. El contra-argumento sería el peligro de abuso de ese instrumento por parte de eventuales grupos o movimientos populistas, racistas o xenófobos, convenientemente organizados, que podrían utilizarlo para el linchamiento moral de otros grupos y personas, lo cual sería muy difícil de controlar. Eso sin tener en cuenta la inevitable apertura de una brecha entres quienes ya se mueven como pez en el agua en el mundo digital y el resto.
Pero conviene en cualquier caso no llamarse a engaño. La Red es por encima de todo un valiosísimo instrumento al servicio de las empresas y de la publicidad, como sabe cualquier usuario.
Desde el momento mismo en que alguien se conecta a internet con su ordenador portátil o su teléfono inteligente, entran en acción los llamados cookies, datos que ayudan a construir un perfil del usuario, conocer sus gustos, vicios o aficiones, y permiten por tanto ajustar la publicidad en la Red a cada cliente.
Hay ya empresas que reúnen los perfiles on line de empleados y trabajadores para vendérselos a otras sin conocimiento de los interesados. Y no es de descartar tampoco la posibilidad de que una compañía de seguros, por ejemplo, espíe a un potencial cliente y trate de averiguar cuántas veces éste ha buscado en internet datos sobre determinadas enfermedades.
Como en el caso de la política, donde hay ya iniciativas europeas en marcha para evitar, por anticonstitucional, el almacenamiento indiscriminado e indefinido de las huellas que dejan los usuarios de internet, es también urgente legislar para evitar los abusos que se están ya produciendo en el terreno puramente comercial y que sea el propio internauta quien decida sobre el uso que puede hacerse de los datos relativos a su persona.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya