tierra baja

Justo, un hombre de temple

 02:34  

ÁNGEL ISIDRO GUIMERÁ GIL Justo Fernández era una fuerza. Una fuerza permanente e incontenida alrededor del eje de su vida. Ese eje fue siempre la búsqueda de la justicia e igualdad para el mundo obrero, para los más débiles y marginados. La lucha constante de un sindicalista de los que ya no hay. Enrojecía de furor y rabia verbal y anímica ante la injusticia, la corrupción y el expolio.
Yo llegué a conocerlo muy bien cuando volcaba su sonora voz de denuncia pública en Scanner. Fueron muchos los años de tertulia semanal con Paco Padrón en aquel añorado programa de Canal 7. Su tenacidad y espíritu crítico eran incansables. Y su integridad. Una integridad granítica que nunca sacrificó en los muchos años de lucha que libró por la democracia, la libertad y los derechos fundamentales.
Sin embargo, en estas tristes y sentidas líneas, si quisiera destacar a los lectores, a quienes le trataron y a quienes no, que Justo Fernandez, por encima de cualquier consideración ideológica, política o social, fue siempre un hombre sencillo y bueno, de una extraordinaria humanidad. Era profundamente radical contra la mentira y la corrupción, que ciertamente no perdonaba, pero en múltiples ocasiones reflexionaba y rectificaba cuando la razón no le asistía. No fue nunca hombre sumiso a consignas o partidos si pugnaban con sus ideas, o lo que entendía en cada momento como mejor y más justo.
Una de sus más admirables virtudes era la de afrontar los problemas y situaciones más sangrantes a cara descubierta. A cara de perro, si se quiere. Sus demandas siempre fueron frente a frente, nunca con ocultismos o a través de terceros. A nadie temió, y su voz de denuncia y en defensa de causas justas permanecerá siempre en el recuerdo de quienes seguimos su valiente trayectoria.
En sus dos trabajos, publicados por el Centro de la Cultura Popular Canaria, Canarias el paraíso expoliado y La Corrupción en Canarias, puede observarse el profundo conocimiento de esta tierra nuestra y las inquietudes que alarmaron el espíritu de este hombre tan singular y extraordinario.
Creo sinceramente que, ahora más que nunca, los pueblos necesitan hombres de la valentía, la lucha y el temple de Justo Fernández. Siempre te recordaré, amigo.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya