tribuna abierta

Las amistades peligrosas

 01:39  

LUIS M. ALONSO Si hay que guiarse por las percepciones, podríamos concluir que el pequeño Napoleón que ha ocupado los últimos años el Elíseo se encuentra en sus horas peores y por ello recurre a los golpes bajos. En el debate televisivo final frente a François Hollande, el gallo afiló los espolones para golpear a su adversario socialista con la España de Zapatero y hasta con la deteriorada imagen de Strauss-Kahn. Hollande se defendió sacando a colación la amistad entre Nicolas Sarkozy y Berlusconi. Las amistades peligrosas sobrevolaron el plató. Sin embargo, de fondo, no sólo planeó de forma venenosa la cosanguineidad socialista del ex de Ségolène Royal (¿qué pasaría por su cabeza?), sino de manera aún más inquietante la pulsión ultraderechista que el líder conservador se está viendo obligado a asumir para captar los votos radicales de Marine Le Pen.

Sarkozy ha destilado en la segunda vuelta elevadas dosis de populismo poujadista (Pierre Poujade fue en los años cincuenta el promotor del movimiento antiintelectual francés de comerciantes y artesanos de derecha dura que precedió al propio Le Pen) para pescar en los caladeros de los votantes que se rebelan contra la inmigración y claman por medidas de seguridad más contundentes para aplacar las graves tensiones comunitarias que han empezado a surgir en Francia. En el cara a cara con Hollande, utilizó sus acreditadas dotes telegénicas de embaucador para convertirse en ocasiones en víctima y otras en seductor de masas. Si en algo se equivocó el candidato socialista, seguro en sus convicciones y riguroso en muchos de sus planteamientos, fue cuando se mostró incapaz de combatir como político la vis de Sarkozy, dramática al reprocharle a Hollande que no hubiera dicho nada cuando le compararon con Laval, Petain e incluso Franco. O cínica, al llamar a su contrincante Poncio Pilatos por lavarse las manos en el caso de Strauss-Kahn.

Para muchos franceses la imagen de Sarkozy fue la del campeón contra las cuerdas y la de Hollande la de un aspirante combativo, saliendo del cuerpo a cuerpo con algún que otro golpe a la altura de los riñones. El candidato gaullista defendió una Francia del bienestar en un escenario poco propicio para tirar cohetes y el socialista arremetió contra la desigualdad social provocada por las reformas de todos estos años atrás.

Por encima de la farfolla y de las apariencias propias de este tipo de debates, frente a frente se encontraban un socialista intentando acentuar su imagen de hombre comprometido con una Francia que según él debe asumir los sacrificios justos tras la debacle financiera y un defensor de la ortodoxia alemana (Merkozy) –mal asunto para un francés– dispuesto a cruzar alguna que otra línea roja para mantenerse en el Elíseo. La línea roja es ese nuevo rostro intransigente que la derecha europea más dura está empeñada en pasear desde el éxito del lepenismo y el desolado paisaje que abona el desencanto. A Hollande, al que la mayoría de los analistas dan como vencedor a los puntos del último combate, no se le considera como es obvio un izquierdista peligroso y Sarkozy necesita convencer a los franceses de que con él ese espíritu intolerante de Marine Le Pen está a salvo.

El debate les ha servido seguramente a los franceses para confirmar temores y esperanzas. El cara a cara, acre, muchas veces agresivo, lo vieron millones de personas empujadas a decidir en las urnas si prefieren al amigo de Zapatero o al de Berlusconi. En cualquier caso, cabe esperar que lleguen a las urnas por la vía de otras conclusiones.

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya