tribuna política

Un nuevo modelo económico

El Gobierno que preside Paulino Rivero se ha limitado, durante tres años, a hacer más de lo mismo que los anteriores, sin desarrollar un nuevo modelo económico para las islas

28.07.2010 | 15:49

La actual crisis económica que sufre Canarias exige urgentemente diversificar nuestra Economía, impulsando nuevas actividades que complementen a las de siempre, como el Turismo, la construcción y el plátano. No obstante, Rivero no ha impulsado, hasta hoy, ningún sector productivo nuevo en Canarias, por lo que su mandato corre el riesgo de pasar a la breve historia económica canaria como un tiempo perdido en el ineludible camino hacia la diversificación económica. Sólo diversificando nuestra Economía evitaremos la actual y total dependencia del turismo, que hace que cualquier crisis económica exterior influya directamente y de forma dramática en las islas.

Cualquier disminución en el número de turistas que vienen a las islas supone la contracción inmediata del negocio turístico y la caída del consumo en las islas, lo que obliga a los empresarios a reducir drásticamente sus plantillas y retrasar las inversiones previstas. Por eso, la diversificación económica no puede seguir siendo sólo un manido eslogan electoral que todos los partidos utilizan en sus campañas y del que después se olvidan cuando llegan al gobierno, sino una verdadera necesidad de supervivencia para las islas. Y mientras el Gobierno no hace nada, la oposición parlamentaria socialista también pasa de todo, demostrando una absoluta apatía y carencia de ideas. El PSC-PSOE lleva toda la legislatura más ocupado en hacer política contra sus adversarios en los juzgados que en buscar soluciones para salir de la crisis. Los socialistas no proponen ninguna alternativa porque no la tienen, ni dicen qué harían ellos si llegaran al Gobierno de Canarias, porque no lo saben.

Los nacionalistas centristas proponemos un nuevo modelo económico diversificado que además del turismo, la construcción y la agricultura incorpore otras actividades industriales que generen puestos de trabajo estables por la duración de la amortización de las inversiones. El CCN apuesta por el sub-sector industrial energético eléctrico que podría desarrollarse fácilmente en Canarias por la ingente y gratuita disponibilidad de recursos naturales (viento, sol y agua) y la capacidad de investigación y desarrollo en este campo de las dos universidades canarias. Las energías limpias o alternativas no son sólo una cuestión medioambiental sino una gran oportunidad de negocio para Canarias, a la que siempre se le ha dado la espalda. Esta industria crearía miles de puestos de trabajo, no sólo directamente en la generación de la electricidad, sino indirectamente en las actividades complementarias como la fabricación de placas solares y molinos, que abastecerían no sólo el mercado local sino a los países africanos vecinos que tienen unas condiciones naturales muy parecidas a las nuestras y son un enorme mercado potencial. Además de impulsar la obra pública para la construcción de presas y centrales hidráulicas en todas las islas. Pero para ello el Gobierno de Canarias debe apoyar estas actividades económicas con exenciones fiscales, bonificaciones laborales y subvenciones para hacerlas más atractivas a los empresarios canarios.

Enlaces recomendados: Premios Cine