tribuna política

El rey pide solidaridad interregional

Las preocupaciones más vivas entre los españoles: el paro, la crisis, la unidad nacional, la solidaridad entre regiones...

26.07.2010 | 14:52

Las preocupaciones más vivas entre los españoles -el paro, la crisis, la unidad nacional, la solidaridad entre regiones- han estado presentes en el discurso del Rey en la celebración del día del Apóstol Santiago. En efecto, el Rey ha pedido este domingo, festividad del apóstol Santiago, ante el propio Apóstol Santiago, en la catedral de Compostela, que se fomente todo lo que une y hace más fuertes a los españoles, todo lo que asegura la solidaridad entre las autonomías y que hace de España la "gran familia unida, al tiempo que diversa y plural, de la que nos sentimos orgullosos". Don Juan Carlos, acompañado por Doña Sofía, realizó en la catedral compostelana la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago, una costumbre, que según ha recordado, mantiene la Corona desde 1643 y que el Rey hace en nombre del país cada Año Jubilar.

Es el segundo viaje en dos meses que realiza don Juan Carlos, que solo acudió a Badajoz el Día de las Fuerza Armadas tras ser operado de pulmón el pasado 8 de mayo. El monarca ha pedido al Apóstol que ayude a España a resolver cuanto antes la "grave crisis económica" y sus "duras consecuencias para millones de personas y de familias", particularmente para los jóvenes, y a erradicar "la sinrazón de la barbarie terrorista".

"Te pido que nos ayudes a conservar y mejorar día a día lo mucho que hemos conseguido, así como a promover el diálogo y el consenso, la tolerancia y el respeto mutuo, el amor, la justicia y la equidad para reforzar los pilares de nuestra convivencia y libertad en torno a las reglas y principios que nos hemos querido dar", ha señalado don Juan Carlos, quien ha empleado el gallego en parte de su intervención. Dijo textualmente en uno de los párrafos de su intervención: "Señor Santiago ilumina a nuestras autoridades políticas, económicas y sociales para que sirvan con generosidad al interés general y favorezcan la cohesión y el entendimiento entre todos". Esta ha sido la petición del Rey don Juan Carlos al Apóstol Santiago en su día grande.

La crisis, el terrorismo, los jóvenes y en general todos los españoles han sido las claves del discurso del monarca en la tradicional ofrenda nacional al Apóstol que se ha realizado en la catedral de Santiago de Compostela. Con ello, el monarca ha pedido al Apóstol que ayude a España a resolver cuanto antes la "grave crisis económica" y sus "duras consecuencias para millones de personas y de familias", particularmente para los jóvenes, y a erradicar "la sinrazón de la barbarie terrorista". "El afán de superación, la voluntad de concordia y el compromiso de solidaridad que da el camino son algunos de los valores que no podemos ni queremos renunciar", ha reiterado Don Juan Carlos en su discurso.

"No es tiempo de desanimo, sino de trabajo y de rigor para reemprender con solidez el camino de progreso, empleo, y mayor bienestar. Es hora de redoblar esfuerzos y la confianza que los españoles debemos tener", ha continuado. Como un peregrino más, el Rey se ha querido unir a todos ellos "procedentes de todos los rincones del mundo que buscan la paz, fraternidad y fortaleza de ánimo al abrazarte en Compostela". "Te pido que fomentes todo aquello que nos une y nos hace más fuerte, que ensancha el afecto entre nuestros ciudadanos, que asegura la solidaridad entre nuestras comunidades autónomas y que hace de España la gran familia unida al tiempo que diversa y plural", ha resaltado su Majestad.

Don Juan Carlos y Doña Sofía, que esta noche han descansado en el Hostal Reyes Católicos, llegaban a la Plaza del Obradoiro a las 10:20 horas, donde el Rey ha pasado revista a las tropas. En la plaza, los Reyes han saludado a las autoridades gallegas, entre ellas el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el ministro de Fomento, José Blanco; la presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo, y el alcalde de Santiago.

Enlaces recomendados: Premios Cine