Lo que cabe en el balayo

Algunos personajes del verano

 02:24  

JUAN LUIS CALERO En las próximas semanas, pretendo llenar el balayo con personajes del verano, personajes que durante la época estival son más visibles, toman otra actividad y se rigen por los tiempos solunares como el resto de los seres vivos. Estas personas toman carácter de personajes desde que ya no son del montón, sino que poseen rasgos peculiares que rara vez se pueden repetir en otros individuos, y que poseen el mérito de hacer uso de la parcela de libertad que nos deja este ir y venir que es nuestro estar en el mundo. Hoy me centraré en uno de ellos que vive cerca de la costa, que se alarga en las caminatas veraniegas, viste con una blusa que parece el velamen de una de una goleta y luce unos pantalones de tierra seca. Sale desde el alba, con la diosa Matuta a la espalda y los ojos puestos en el camino que, a veces, baja y otras tantas desaparece en un badén hecho de pisadas y silencios. Lleva un gorro de paja de ala ancha como si fuera a cantar rancheras a las puertas de la polvorienta cantina del ron, muy cerca de la placita del pueblo. El palillo de dientes que lleva en la boca recorre los labios con una rapidez meteórica que delatan los años de entrenamiento en este complicado menester; el palillo es un viejo amigo, de una edad complicada de adivinar a través del carbono catorce o de otros medios de datación temporal. Quien les digo ya no sabe en qué bar se hizo con los servicios de este trocito de madera que navega húmedo y juguetón en las conversaciones; duda si el palillo lo acompaña desde aquella carne con papas que se le atravesó en el bar Entre sin tocar, o si es el eco nebuloso de aquella la sabrosa ropavieja de pulpo que se mandó la otra noche en la fiesta de la patrona. Hoy lo veo como siempre. De cerca. Pasa a mi lado, saluda con la cabeza porque tiene las manos ocupadas: en una lleva un balde azul tapado con un paño de cocina con floritas y en la otra una caña con cuerno de cabra en la puntera. Esto es lo mejor que hay, me dice, pa pescar viejas. Cuando la vieja pica, el cuerno me lo dice mejor que un Gps…Lo último que me dijo ya no lo oí, aunque algo gracioso tuvo que ser, porque se esfumó riéndose solo hasta que lo perdí de vista detrás del charco grande que apunta hacia la Rosa de Tinojay, donde había un grupo de hombres jalando por la chalana.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya