PORTADA PDF
La canción del verano

Versiones sefardíes de ´Doña Alda´

el romance de Doña Alda nos la ofrece el poeta neo-hebreo Israel Nagara (1555-1628)...

 13:20  

ELFIDIO ALONSO Señala Menéndez Pidal que la primera noticia sobre el romance de Doña Alda nos la ofrece el poeta neo-hebreo Israel Nagara (1555-1628), en su colección "Semirot Israel", publicada en 1587 por primera vez. Su título es "En (un) sueño soñí, mis dueñas" (El sueño de Doña Alda). Y, por lo que respecta a Portugal, ya Gil Vicente en la Comedia Rubena (1521) nos dice cómo una criada canta diversos romances, enumerando entre ellos uno que comienza "En París estaba Doña Alba". Un arranque que se ha conservado en la mayoría de las versiones peninsulares y sefardíes.

Así ocurre con la variante recogida por Manuel Alvar en Tetuán, con el título El sueño de Doña Alda ("Romancero sefardí de Marruecos", número 35, Universidad de Alcalá, 2003), que comienza con los siguientes versos: "En París está Doña Alda, / la esposita de Roldane, / doscientas damas con ella, / todas de alto linaje; / las cien le hacían fiesta, / y las cien torneos hacen".

No sucede lo mismo en la variante que recoge la doctora Weich-Shahak en su obra ya citada (número 4 de los Romances Carolingios), donde el tema de Doña Alda aparece contaminado en su comienzo con versos pertenecientes a El cautiverio de Guarinos ("Que mal pensatis el moro"). Sin embargo, una vez pasada la introducción, reaparece el asunto del segundo romance, con la referencia a la protagonista y su estancia en la capital francesa: "Y en París tengo a doña Alda, / mi esposa naturale, / las cien damas son con ella, / todas de alto y buen linaje".

Si a pesar del transcurso del tiempo los divulgadores de este romance permanecieron fieles a los versos del inicio, no ocurrió lo mismo con la parte central del argumento. El sueño de la protagonista y su funesto presagio (la muerte de Roldán en Roncesvalles), han conocido diversas deformaciones con respecto al original. Veamos la fórmula más antigua, que transcribe Menéndez Pidal: "Un sueño soñé, doncellas, / que me ha dado gran pesar.../ que so los montes muy altos / un azor vide volar; / tras del viento una aguililla / que lo ahinca muy mal; / el azor con grande cuita / metióse so mi brial"...

En la versión de Alvar, el azor es sustituido por una garza: "Por aquel saral de arriba, / garza negra vi volare; / de sus alas caen plumas, / de su pico corre sangre". Lo mismo ocurre en la variante sefardí de la doctora Weich-Shahak ("Por aquí´ cijal de arriba / negra garza vide entrare, / en su pico trae plumas, / en su cuerpo trae sangre").

Señala esta autora que ambos romances fueron muy conocidos en los siglos XVI y XVII, pese a lo cual sólo han pervivido en la tradición sefardí. En efecto: resulta sorprendente que un romance, considerado como una verdadera joya de la lírica tradicional española, haya casi desaparecido de las colecciones y cancioneros actuales, con nula presencia en Canarias y América. También cuesta comprender la escasísima atención que ha merecido por parte de grupos e intérpretes que se han especializado en la divulgación del Romancero, cuando existen partituras musicales editadas con el tema de Doña Alda, como se puede comprobar en la obra de la doctora Weich-Shahak (página 41).

Dice Menéndez Pidal que los sueños que versan sobre aves son imitados de la época francesa. En Los infantes de Lara (siglo XIV) vemos un sueño semejante, donde el azor representa al vengador Mudarra; pero los romances de tema nacional no contienen sueños proféticos, por tratar de eludir los elementos maravillosos. Una de las rarísimas excepciones se llama Doña Alda, donde vemos un presagio funesto versificado.

Quizás por tratarse de una idea foránea (Roncesvalles, la refundición rimada de Roldán), el tema de Doña Alda acabó por ser arrinconado de la memoria de los sucesivos transmisores peninsulares, con la excepción de los judíos expulsados de España y Portugal, que han seguido fieles a la herencia recibida hace más de cinco siglos. Valiosísimo patrimonio y todo un laboratorio que sigue ofreciendo insospechadas posibilidades para analizar y comparar nuestro maravilloso Romancero, piedra angular de la cultura tradicional hispana.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | El Diari | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya