Tribuna abierta

Violencia machista: ¿ojos que no ven, corazón que no siente?

 02:43  

ÁNGELA MENA MUÑOZ Cualquier debate que se suscite en el seno de una sociedad democrática ha de ser necesariamente bienvenido. Porque, de la sana discusión, pueden florecer conclusiones enriquecedoras. Ahora mismo, la que tenemos sobre la mesa divide a la opinión pública entre los partidarios de silenciar los crímenes de la violencia machista, sin duda con el loable afán de que se reduzcan o desaparezcan, y los que nos posicionamos en contra de cualquier pacto de silencio, ya que entendemos que resultaría contraproducente, además de una infinita injusticia hacia las víctimas. Injusticia que se proyectaría en dirección de todas aquellas personas del entorno de la víctima, que viven las devastadoras consecuencias de la violencia de género, padecimientos que se vuelcan o transfieren, más temprano que tarde, en la sociedad entera.

Partiendo de la base de que quienes proponen evitar la divulgación de estos terribles sucesos formulan su propuesta de manera bienintencionada, como mujer, ciudadana y demócrata, invito a toda la sociedad a que hagamos frente a esta sucesión de salvajadas. Entre todas y todos, tenemos que decretar una situación de emergencia, de auténtica alarma social ante los crímenes que se producen delante de nuestros ojos cada día. La táctica del avestruz no nos sirve en estos casos. Huir de la realidad no contribuye a cambiarla. Y necesitamos cambiarla urgentemente. No podemos cerrar nuestros ojos para que nuestro corazón no sufra. "Ojos que no ven, corazón que no siente", es, en estos casos, un refrán egoísta, oportunista, insolidario.

Y es aquí dónde juegan un papel excepcional los medios de comunicación, a los que tenemos que apoyar y consolidar como puntas de lanza de todo un movimiento social encaminado a encerrar a los asesinos más que en esconder a las víctimas. Son los agresores y maltratadores, los asesinos potenciales, quienes tienen que llevar pulseras, en lugar de sus víctimas, las mujeres. Ellas deben gozar de la libertad que nadie debe sustraerles. Son los criminales quienes tienen que estar encerrados entre rejas y no sus víctimas, las mujeres, las que tengan que refugiarse en viviendas protegidas para salvar sus vidas.

El papel de difusión de estas noticias es trascendental para lograr el objetivo de limpiar nuestra sociedad de estos asesinos. Siempre he sostenido que lo que no se publica no existe. Por ello animo a los periodistas de todos los medios de comunicación a que extremen su celo profesional ante esta sucesión de casos de violencia machista. Les invito a que informen con objetividad, a que contrasten las informaciones, a que, como personas formadas y como forjadores de opinión, ayuden a construir pensamiento, a que la sociedad entera sea rigurosa y afronte con seriedad la lucha contra esta sucesión de atrocidades a que nos tienen acostumbrados los machistas, los violentos, los maltratadores, los asesinos. Los medios tienen en sus manos una herramienta eficaz: la de desarrollar hábitos a favor de la igualdad de género. Les asiste la posibilidad de prevenir la violencia, de desarrollar pedagogías, de trasladar a la sociedad el lenguaje de la responsabilidad, de la total equiparación de derechos entre los géneros, sin fisuras ni dobleces.

Especialistas en la materia desaconsejan la fórmula del silencio informativo y se apresuran a alertar a la sociedad de que, la propuesta de no publicar en los medios los casos de violencia machista, es un objetivo abocado al fracaso. No al silencio, por tanto.

Comparto con la profesora Pilar Matud Aznar, del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Universidad de La Laguna, cuando muestra públicamente su escepticismo respecto de semejante alternativa. Afirma la profesora que la violencia machista es un problema social y que como tal hay que abordarlo; a la par que resalta que las muertes de mujeres a manos de esta violencia de género no surte un efecto espejo –dominó, para entendernos– sino más bien al contrario. La divulgación de noticias vinculadas con los crímenes machistas contribuye a que se reduzca la imitación y asegura un efecto protector, ayudando a que las cifras se muevan a la baja. Estos expertos comprobaron que la aparición de noticias de televisión con estadísticas de mortalidad por violencia de género y de informaciones que combinan relatos y medidas a tomar, ejercen un claro efecto protector frente a los días sin noticias.
Además, investigaciones sociales de la Universidad de Alicante, han comprobado el efecto beneficioso que respecto de la violencia de género está teniendo el comportamiento profesional de los medios de comunicación españoles. Han constatado, en uno de sus informes, que los medios de comunicación están contribuyendo de forma positiva a la reducción de la mortalidad resultante de la violencia de género, protegiendo a las víctimas potenciales frente a los hombres que se proponen asesinar a sus parejas.

La divulgación de los casos de violencia de género ha servido para poner en guardia a la sociedad en su conjunto, para ayudar a miles de mujeres a evaluar sus riesgos, a denunciar el calvario de sufrimientos, vejaciones, agresiones verbales y físicas y, en definitiva, los malos tratos de que son objeto y que, a menudo, por desgracia, desembocan en la pérdidas de vidas humanas y generan un dolor y un padecimiento indecibles entre sus familiares y amistades. La publicación de estas noticias ayuda a frenar y a neutralizar sentimientos que pueden terminar en tragedia si se desatan.

Estamos en el momento de persuadir a la sociedad de que no debemos acallar las voces que denuncian en la prensa, la radio, la televisión, toda manifestación de violencia de género.

Al contrario, soy partidaria de prestar nuestro apoyo a la labor de los medios, de pedirles que se involucren todavía más, si cabe, en la lucha contra esta terrible plaga que nos está tocando vivir, matizando que toda información debe responder a criterios de estricta objetividad, restando todo morbo como el que, muchas veces, se desliza inapropiadamente por los espacios informativos. Santa Cruz es un Ayuntamiento pionero en toda España en la organización y desarrollo de cursos para periodistas y personal de los medios, así como en la firma de convenios con las empresas periodísticas y con las asociaciones profesionales de periodistas, en aras de crear un clima de sensibilidad que contribuya decisivamente a la erradicación de esta lacra, a través del proyecto "Santa Cruz, una sola voz contra la violencia de género".
No me quedo en la mera tarea divulgadora de los medios. Apelo también al enorme recurso de que disponen los medios en el terreno educativo y en el de la prevención de la violencia, haciendo uso de su papel como educadores sociales.

Los medios, ante la noticia descarnada, informando objetivamente, alentando a la sociedad a luchar y a resistir, a salir a las calles en manifestación; exigiendo a los poderes públicos un mayor compromiso en la batalla legal contra esta lacra, están cumpliendo un papel fundamental en la construcción de una sociedad más justa, solidaria e igualitaria, un mundo en el que ninguna mujer tenga que esconderse de su maltratador, un mundo que eduque desde la infancia para erradicar tanto dolor y tanta muerte. Una sociedad que castigue al asesino y asegure el derecho a la vida y a la libertad de todas las mujeres que están nutriendo esta macabra estadística en toda España.

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya