ten con ten

La Jerigonza del fraile (56)

10.07.2010 | 02:17

El baile de El Flaire es otra de las reliquias del folclore herreño. Cuenta igualmente con influencias de la lírica española antigua. Y son evidentes sus conexiones con una de las Ensaladas de Mateo Flecha (1481-1553), según la trascripción y estudio de Higinio Anglés (Diputación de Barcelona, Biblioteca Central, 1954). Aún es posible cotejar los versos de la versión que se conserva en El Hierro ("que le gusta ver bailar, saltar y brincar") con una de las estrofas que recogió Flecha ("saltar y baylar / con voces y grita").

Estamos hablando de una derivación de la célebre Jerigonza, género que también cuenta con reflejos en el cancionero infantil de España y América. En Canarias, además de la variante herreña, se conservan los llamados sorondongos, también descendientes del mismo modelo, aunque hayan sido bautizados con nombre afro-americano, como ya hemos dicho en otro lugar Son propios de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, mientras que en El Hierro optaron por la denominación tomada de las Tonadillas del fraile, que cita Fuenllana en su "Música para vihuela" (Orphénica lírica, Sevilla 1554). Se trata por tanto de un género folclórico de valiosa antigüedad.

Bonifacio Gil, en su estudio titulado "La jerigonza en la actual tradición", nos habla de treinta y cuatro variantes, sin contar con las versiones canarias y americanas. Por tanto es género bailable que goza de vigencia en buena parte de la Península, Canarias y América, posiblemente gracias a la decisiva aportación del mundo infantil, que incorporó a sus juegos de corro este entretenimiento que aún se practica en las escuelas con los nombres de "La niña María" ("que ha entrado en el baile") y "Al principio del baile", que todavía se mantienen en Chile, como nos dice Osvaldo Jaque.

En cuanto a la coreografía también es posible decir que se mantiene la misma mecánica del baile (pareja en el centro del corro, rodeada de hombres y mujeres que se van alternando para formar nuevas parejas), mientras el coro va repitiendo los versos de "busca compaña o déjala sola", característicos del sorondongo majorero. Fases del baile que también recoge Eduardo M. Torner para la llamada Geringosa asturiana, en su obra "Cancionero musical de la lírica popular antigua".

En El Hierro jóvenes cantores como Angélica Pérez han aportado nuevas versiones de este género, evitando así una muy probable desaparición, como ya le auguraban algunos ancianos de El Pinar a Manuel J. Lorenzo Perera ("El folclore de la isla de El Hierro", Interinsular y Cabildo Insular de El Hierro, 1981). El nombre del baile fue tomado de la letrilla de la canción, que comienza: "Este es el baile del Flaire, / que le manda el rey al padre"...

Enlaces recomendados: Premios Cine