Prisma inocente

Largo me lo fiáis...

05.06.2008 | 00:00

Pocas cosas pueden molestar tanto a un atento lector como el hecho de infravalorarlo llegando, incluso, a insultar la inteligencia que le ha sido dada por su propia naturaleza y por el esfuerzo realizado para liberarse del analfabetismo funcional. Y si digo esto, ya desde el comienzo del tema, es porque estoy convencido que bastan dos dedos de frente -y algo de sentido común- para darse cuenta de que alguien está jugando con nosotros al gato y al ratón en todas aquellas cuestiones que tienen que ver con nuestro futuro energético. Si mal no recuerdo estábamos, en fechas recientes, hablando de la problemática que afectaba a la central de 'Las Caletillas' hasta que escuchamos decir, de una voz que creemos autorizada, que el montaje de una tercera central quedaba ya contemplada en la planificación energética en el ámbito estatal. Sin embargo, a pesar del adelanto de la noticia, el pasado día 30 de mayo, viernes, el Consejo de Ministros solamente aprobó la planificación del sector eléctrico -referido a la red de transporte y por un valor de 9.220 millones de euros y siempre de acuerdo con las necesidades de las desaladoras y el AVE- y del gas -10.221 millones de euros-. Para más información sobre este asunto también diremos que esta inversión no tiene gasto presupuestario porque corre a cargo de los promotores, fundamentalmente REE y Enagás. Para el sistema canario, al parecer de tercera división, las infraestructuras a realizar se corresponden con el refuerzo de la red de 220 kV en Gran Canaria y de la de 132 kV en el sistema Lanzarote-Fuerteventura. Como se ve, una miseria. En cuanto al gas, en el sistema canario destaca la instalación de una planta de regasificación en Gran Canaria y otra en Tenerife, ya prevista en la anterior revisión de la planificación de 2005 a 2011. En cuanto a la importancia de incorporar a las Islas al aprovechamiento del gas decir, simplemente, que se trata de una alternativa más y de la que se presume un agotamiento de los recursos que va mucho más allá del cercano ocaso del petróleo. Una alternativa más que podría ser aprovechada -ya hay dos tramos de gaseoducto aprobados para las dos islas capitalinas-, con independencia de las centrales eléctricas, en suministros industriales, turísticos y domésticos. Si en el horizonte de 2016 la energía eólica se sitúa en un 12'5 por ciento del suministro el retraso que llevamos en el cumplimiento de los plazos sólo puede ser justificado por la incompetencia de una Administración autonómica que al invariable retraso de la hora incorpora el secular retraso a la hora de gobernar con decisión y cordura. Es por eso que digo que largo me lo fiáis si tenemos que esperar al año 2016 para solucionar un problema que al día de hoy ya tendría que estar solucionado. Al parecer, no tenemos remedio, porque motivos damos para que sigan pensando de nosotros que seguimos subidos al cocotero para coger sus frutos y para otear el horizonte por si llegan los conquistadores. Colorado me pongo.

Enlaces recomendados: Premios Cine