PORTADA PDF
Voz en off

Actualización de errores pasados

 

SARO DÍAZ Francamente creía que el caos que supone la ciudad de Santa Cruz de Tenerife por lo que a una nula planificación urbana se refiere era un error del pasado. Un error que, asumido por los actuales gestores políticos, no volvería a repetirse. Una ciudad acompañada por el mar en toda su extensión, pero que no goza de él porque está ocupado por superficies de contenedores, pues hombre, sí, era un error del pasado. Y algunos, en nuestra ingenuidad, creíamos que de planificarse la ciudad de nuevo, en el siglo XXI, a la ciudad se le devolvería el mar, como ha sucedido hace años en otras ciudades de la Península. Ejemplos magníficos de ello están en Barcelona y en Tarragona, urbes que cambiaron totalmente cuando se les devolvió el mar. También creíamos (los mismos ingenuos) que lo de tapar los barrancos no volvería a producirse porque esta ciudad vivió una dolorosa experiencia en la que se comprobó que los barrancos deben permanecer despejados para que la naturaleza no reclame por las malas lo que le pertenece por derecho propio.
No había otro remedio (al parecer) que tener la ciudad cercada por los contenedores; no disponemos del dineral necesario para devolver el mar a la capital tinerfeña. Bueno, habría que resignarse. Pero resulta que no. Que de hacerse de nuevo la ciudad se la volvería a cegar. Eso y no otra cosa demuestra el hecho de que, aún con el puerto de Granadilla imparable, se insiste en la idea de hacer desaparecer La Maretita, esa pequeña playa que apuntala María Jiménez. Había un astillero al que estábamos mal que bien acostumbrados, con sus barcos tocando la sirena en mitad de la noche, cuando salían curados del sanatorio de buques. Ahora, ni astillero, ni playa ni nada. Contenedores. Debe ser por aquello de "conservar las tradiciones".
La alegación presentada por la Comisión de Negociación del barrio reclama que no se quite a la zona su brevísimo e íntimo contacto con el mar. Pide una actitud "más dialogante". Pero todos sabemos cómo se las gastan con los barrios en esta ciudad, en la que se plantan unas flores preciosas en el centro y amagan con cerrar un centro de salud en agosto porque lo que no se ubica en la Rambla con nombre de asesino es periferia e importa un carajo. Ya les harán un asadero de sardinas en la campaña electoral a los vecinos. Ahora lo sabemos. De tener una nueva oportunidad, los gestores políticos que toman las decisiones volverían a arrebatarle el mar a la ciudad, volverían a ningunear el transporte público para que crecieran como setas los coches y la contaminación, volverían a creer que, total, una refinería quedaría mona. Homenajean a los poetas muertos, sólo para salir en las fotos; reclaman dinero para transporte público y en realidad buscan una nueva razón de enemistad con Madrid de cara a las próxima elecciones. Sale dinero europeo de las Islas sin que nadie lo haya gastado. Parece que su habilidad planificadora se acaba una vez organizada esa amable censura pagadera que se aplica a los medios de comunicación.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya